Turismo

La Costa del Sol teme "la incertidumbre" de la guerra y su efecto en el turismo centroeuropeo

Salado asegura que "no preocupa tanto la influencia directa porque el mercado ruso no era tan importante"

Francisco Salado y Margarita del Cid, durante la presentación de las nuevas campañas internacionales de Turismo Costa del Sol.

Francisco Salado y Margarita del Cid, durante la presentación de las nuevas campañas internacionales de Turismo Costa del Sol. / L. O.

Cristóbal G. Montilla

Cristóbal G. Montilla

El sector turístico malagueño tendrá que enfrentarse ahora, en pleno despegue de su actividad tras el parón de la pandemia, a las consecuencias económicas del ataque de Rusia a Ucrania. A día de hoy, la Costa del Sol teme "la incertidumbre" de la guerra y su efecto en el turismo centroeuropeo, aunque "no preocupa tanto una influencia directa porque el mercado ruso no era tan importante".

Respecto a este impacto de la guerra en la principal industria de la provincia de Málaga, el presidente de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, sostuvo que el efecto del conflicto bélico "directamente no va a ser significativo pero indirectamente sí, por esa incertidumbre y la inseguridad que se puede transmitir al resto de mercados emisores, sobre todo en Centroeuropa".

Aunque reconoció que "hay un efecto directo, que son los rusos, que van a dejar de venir aquí a hacer turismo", Salado matizó que "eso no preocupa tanto porque el mercado ruso no era muy importante para la Costa del Sol".

"Los viajeros rusos que vinieron a hoteles de la Costa del Sol en el último año fueron 9.774, las pernoctaciones unas 32.988 y las llegadas al aeropuerto unas 14.395; no es significativo para los datos que tenemos en la Costa del Sol", apuntó el presidente de Turismo Costa del Sol y de la Diputación de Málaga.

Salado explicó que "también hay otra afección indirecta, que es la subida del precio final de los paquetes turísticos porque subirá el combustible y las materias primas". "Las personas que estén en un poder adquisitivo medio-bajo pueden decidir no venir por esa subida de los precios", señaló.    

Salado expuso que "todos los datos apuntan que esto no es bueno para la industria turística y el sector turístico, que depende bastante de un factor tan importante como la seguridad".

"Si la gente percibe inseguridad, no viaja y frena sus vacaciones o las pospone para otro momento; al igual que la certidumbre es la mejor aliada para el turismo, la incertidumbre es su peor aliada y una guerra llena el mundo de incertidumbre", agregó Salado durante la presentación de las nuevas campañas internacionales de Turismo Costa del Sol.

Salado subrayó que "una guerra afecta a todos los sectores y al turismo en mayor medida, por la incertidumbre y por la inseguridad". "Si suben los precios y hay una caída de todos los sectores y de la producción, el empleo baja, la gente está en el paro, no tiene dinero, y es una cadena que nos perjudica a todos", recalcó.  

El responsable de la entidad turística de la Diputación de Málaga insistió en que "lo que está pasando en Ucrania es preocupante para el turismo y para todos los sectores". "Y, sobre todo, es preocupante por la seguridad de Europa y de todo el mundo, por la pérdida de vidas que está habiendo ya de ucranianos, esperemos que esto termine cuanto antes", manifestó Salado.   

Suscríbete para seguir leyendo