Fin de la polémica. El alcalde, Francisco de la Torre, ha anunciado hoy que rectifica y devolverá la medalla Pushkin que recibió de manos de Vladimir Putin en 2018, una condecoración estatal que venía a reconocer las buenas relaciones culturales Málaga-Rusia y que tras la invasión de Ucrania se ha convertido en una distinción de lo más incómoda.

Con todo, ha insistido el primer edil que tiene pendiente una llamada con el embajador ruso en España, con el que aún no ha podido contactar, para trasladarle esta decisión. Y ha reiterado:

"Me importan un bledo las medallas. Hay una foto del año 2018 con la que quieren construir todo un discurso de postureo".

Asimismo, ha explicado el regidor malagueño que el Ayuntamiento de Málaga paraliza las transferencias de crédito al Museo Ruso de la Tabacalera hasta nuevo aviso y mientras dure la guerra, ya que quedan inhabilitadas por el bloqueo económico que la Unión Europea ha activado contra Rusia. Ya ayer, cuestionado por los periodistas, De la Torre supeditó la suspensión del envío de dinero a la política de sanciones europea.

Por tanto, al no haber transferencias de dinero al Museo Estatal Ruso -en total, 400.000 euros según el contrato que se prorrogó hasta 2035- no habrá renovación de exposiciones que, por cierto, estaba prevista para abril.No obstante, la pinacoteca de la Tabacalera se mantendrá abierta.

"Sí se aconseja que mantengamos abierto el museo porque no es bueno cortar esa presencia y mantener un mensaje de que la cultura está por encima de la barbarie", ha esgrimido Francisco de la Torre, que ha aclarado que el museo queda en estado de "hibernación".

Según el alcalde de Málaga, esta es la conclusión en la que ha desembocado una llamada con Guzmán Palacio, el director de Relaciones Culturales y Científicas del Ministerio de Asuntos Exteriores.

En cuanto a la posibilidad de que se queden las obras en el Museo sin contrapartida económica, De la Torre ha afirmado que ambas partes deberán estudiarlo jurídicamente.

"El Ayuntamiento no puede funcionar aislado del contexto global nacional y europeo y así he tratado de hacerlo desde el principio", ha concluido.

Réplica de la embajada rusa

La embajada de la Federación de Rusia en el Reino de España ha enviado, a través de su cuenta de Twitter, una réplica en torno a las informaciones que ha conocido en torno al debate del Museo Ruso en Málaga: "Analizando los materiales publicados en los medios de comunicación españoles sobre las iniciativas de cerrar la Colección del Museo Ruso en Málaga, nos gustaría subrayar que el Museo se abrió para dar a los españoles y numerosos turistas que visitan esta maravillosa ciudad mediterránea la oportunidad de familiarizarse con las obras maestras rusas del arte universal. Consideramos que el deseo de privar a la gente de este privilegio es comparable a la prohibición de leer a Dostoievski y Tolstoi solo porque ellos también eran rusos".