La Policía Nacional ha detenido en Málaga a un histórico atracador por su presunta participación en el asalto a un banco del barrio de Ciudad Jardín. El veterano asaltante, de 67 años y con más de una veintena de detenciones, la mayoría por robos con violencia, estaría tras la ejecución material del robo de 130.000 euros en una oficina bancaria, en la que los empleados fueron intimidados con una pistola. Junto al principal investigado, los agentes han arrestado a su pareja sentimental y una hermana, de 50 y 57 años, respectivamente, que le habrían ofrecido apoyo con funciones de vigilancia en las proximidades del establecimiento.

En el marco de la operación ‘Escarlata’, agentes del grupo de Atracos de la Comisaría Provincial de Málaga han realizado una investigación que se ha saldado, hasta el día de la fecha, con tres arrestos y, además, con la intervención de un revólver, que resultó ser de aire comprimido, varias armas blancas -incluido un machete de grandes dimensiones-, unos 1.000 euros en efectivo y varias prendas de vestir que incriminarían a los sospechosos con el hecho delictivo.

La investigación se inició a partir del atraco a una sucursal bancaria de Ciudad Jardín, acontecido a primera hora de la mañana, sobre las 08:30 horas de un miércoles, cuando dos encapuchados se colaron en la oficina, aprovechando la salida de una empleada de la limpieza.

Uno de los asaltantes, el que llevaba la iniciativa, se dirigió a los empleados y les apuntó directamente con una pistola. Mientras, el segundo asaltante sustraía el dinero de la oficina, unos 130.000 euros de botín.

Aviso de atraco

El CIMACC 091 recibió la señal de atraco de la entidad bancaria, activando el protocolo en estos casos con la comisión de varias patrullas de Seguridad Ciudadana, el grupo de Atracos y la Policía Científica.

Tras confirmarse que el atraco era positivo, la Policía realizó una inspección ocular para la recogida de vestigios, recabando los investigadores, además, información de los presuntos responsables.

En el transcurso de las diligencias practicadas, los agentes detectaron una serie de evidencias que les llevaría a identificar a uno de los asaltantes. Se trata de un histórico atracador que acumula 26 detenciones por las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, la mayoría de ellas por robos con violencia o intimidación.

Unos andares muy característicos

Precisamente la forma de andar, muy particular, del principal investigado no pasó desapercibida para los investigadores, que no era la primera vez que seguían sus pasos. Este atracador tenía, además, cierta predilección a la hora de elegir el objetivo por sucursales de una determinada entidad.

Continuando con las indagaciones, los agentes descubrieron que, en las inmediaciones del establecimiento donde ocurrieron los hechos, los autores materiales contaron con la colaboración de dos mujeres, quienes habrían apoyado el asalto con funciones de apoyo y vigilancia.

Finalmente, los agentes detuvieron al principal investigado, además de a su pareja y a una hermana, todos por su presunta implicación en los hechos. Se continúan con las gestiones tendentes para el total esclarecimiento de los hechos.