El consejero independiente de Unicaja Banco Manuel González Cid, exdirector financiero de BBVA y asesor del fondo norteamericano Cerberus en España, ha presentado su renuncia, según ha podido confirmar este periódico, con lo que el máximo órgano de gobierno de la entidad malagueña suma ya la tercera salida en menos de un mes tras las dimisiones de Manuel Conthe y Ana Bolado, que se produjeron en febrero. González Cid, que se incorporó al consejo en 2021 en el marco de la fusión entre ambas entidades, presidía en estos momentos, tras la reconfiguración transitoria de comisiones internas que había acordado Unicaja por la salida de Conthe y de Bolado, tanto la Comisión de Nombramientos como la de Riesgos. También era el consejero coordinador de los independientes dentro del consejo.

Unicaja Banco ha remitido por la tarde un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que señala que Gónzalez Cid ha presentado su renuncia al consejo aduciendo "estar disconforme con el desarrollo de la gobernanza del banco". Diversas fuentes financieras han mostrado a este periódico su "sorpresa" ante esta dimisión y ante el argumento esgrimido, ya que, según comentan alguna de ellas, la propuesta de renovación parcial del consejo que fue aprobada hace unos días y que será llevada a la junta de accionistas del próximo 31 de marzo, tuvo un respaldo unánime en el consejo, lo que implica que González Cid también la avaló. En la entidad, de hecho, se consideraba ya cerrado el capítulo de renovación de los órganos de gobierno con esa propuesta.

Al parecer, según ha explicado una de las fuentes consultadas, la renuncia de González Cid -adelantada este martes por Ok Diario- podría estar relacionada con el hecho de que Cerberus es propietario de Haya Real Estate, la inmobiliaria que prestaba servicios de venta de activos inmobiliarios a Unicaja Banco (lo que se conoce como servicer). El contrato con Haya, procedente de la antigua Liberbank, no iba a ser renovado por Unicaja, que cuenta con su propio servicio interno de comercialización de este tipo de activos. La situación, sin llegar a provocar un conflicto de intereses, sí podría haber provocado cierta "pérdida de sintonía" que ha derivado en la dimisión de González Cid.

Manuel González Cid, en una imagen de archivo. La Opinión

En todo caso, el banco, tras esta nueva salida, tendrá que poner en marcha los mecanismos ordinarios recogidos en el reglamento de la entidad para el nombramiento de un nuevo consejero independiente que cubra el hueco de González Cid. Según las fuentes consultadas, el relevo se quiere tener listo lo antes posible, aunque llevará seguramente unas cuantas semanas. Será la comisión de nombramientos quien seleccione al nuevo consejero. Este nombramiento no tiene que llevarse a la junta de accionistas del 31 de marzo, ya convocada y cuyo orden del día está cerrado, sino que sería sometido a votación en la siguiente junta que se convoque (ya sea ordinaria o extaordinaria). Al tratarse de un nombramiento por una causa sobrevenida (en este caso, la renuncia de un consejero), y dado que la junta de accionistas ya estaba convocada, los estatutos del banco permiten proceder así.

De momento, el consejo de administración ha acordado, por unanimidad, iniciar el proceso para cubrir la vacante y también designar a María Luisa Arjonilla López, otra independiente, como consejera coordinadora (la atribución que tenía hasta ahora González Cid). Además se ha acordado una nueva reconfiguración transitoria de tres de sus comisiones de apoyo.

De las dos que eran presididas por el dimitido González Cid, la comisión de Nombramientos, en concreto, queda ahora presidida por María Garaña, con Arjonilla de vocal y Felipe Fernández (consejero dominical) como secretario. La de Riesgos estará ahora presidida por Arjonilla con Jorge Delclaux, María Garaña y David Vaamonde como vocales y Teresa Sáez como secretaria.

Cabe recordar que la salida de Manuel Conthe se produjo el pasado 15 de febrero tras la decisión del consejo de administración de no renovar su mandato con el fin de dejar un asiento libre para la entrada de un representante de los dueños de la empresa textil malagueña Mayoral, que lo habían solicitado al haber alcanzado el 7,6% del accionariado del banco a través de la sociedad Indumenta Pueri. Esta persona será Rafael Domínguez de la Maza, tal y como recoge en la propuesta que se lleva a la junta de accionistas.

Fue esta decisión de prescindir de un consejero independiente en favor de uno dominical lo que motivó que una semana después fuera otra independiente, Ana Bolado, la que presentara su dimisión. Su sustituta será Carolina Martínez-Caro.

Se da también la circunstancia de que los tres consejeros independientes que se han marchado proceden de la antigua Unicaja, que absorbió a Liberbank hace un año y dio lugar al que es el quinto banco del país.