El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ya ha devuelto la polémica medalla Pushkin que Vladimir Putin le entregó en 2018 como homenaje a las buenas relaciones culturales entre la capital malagueña y Rusia: "Ese tema está ya resuelto".

Cuestionado por los periodistas, el regidor ha explicado que ya están iniciados los trámites para devolver la condecoración estatal que se entrega con motivo del Día de la Unidad Popular de la Federación de Rusia a la embajada del país en España.

De la Torre ha hecho esta aclaración tras guardar cinco minutos de silencio a las puertas de la Casona del Parque como símbolo de solidaridad con el pueblo ucraniano, que está sufriendo la invasión de su país por parte de Rusia.

En la última semana, esa medalla que el regidor recibió en Rusia tres años después de la apertura del Museo Ruso en la Tabacalera, ha generado un acalorado debate con la oposición en el Ayuntamiento de Málaga, especialmente con el PSOE, que incluso llegó a amenazar con la convocatoria de un Pleno extraordinario si el alcalde no devolvía la condecoración.

Incluso el Gobierno andaluz se pronunció al respecto, que insistió en que el alcalde debía expresar su rechazo a la condecoración que le entregó el Gobierno ruso ya que la fotografía en la que el alcalde de Málaga recibe el galardón en 2018 resulta "tremendamente incómoda" porque se lo entrega "el máximo responsable de la barbarie".

No fue hasta finales de la semana pasada cuando Francisco de la Torre anunció que había consultado al Ministerio de Exteriores y que había decidido devolver la medalla, que ahora regresará a la embajada de Rusia en España.