Carlos Benito confirma en una breve videollamada que el grupo ya ha cumplido la mitad de la misión. Minutos antes de las 15.00 horas se encuentran en una zona rural del municipio polaco de Ustrzyki Dolne, muy cerca de la frontera con Ucrania, y ya han descargado todo el material de primera necesidad con el que él y sus once compañeros han viajado desde Málaga en cuatro furgonetas. La entrega ha sido un momento muy emocionante para la expedición, de euforia, como refleja el vídeo que acompaña a esta información. Pero ahora, durante la conversación, el tono de voz de Carlos está más apagado, nada que ver con el de estos últimos días.

Su cara en la pantalla es el reflejo de lo que está viendo. "Esto es duro. La gente va con lo puesto, el que más lleva una maleta... Toda la vida en una maleta...". El policía nacional no acaba la frase. Llevan más de 4.200 kilómetros y apenas han dormido dos horas en horizontal en la casa del empresario malagueño que les ha ofrecido techo y comida en Varsovia. Está nevando, la temperatura ronda los -9 grados y se encuentran en un campamento improvisado en el que se ven a muchas mujeres solas con sus hijos.

Mientras un señor mayor ofrece caramelos a unos críos que matan el tiempo con unas piedras, Carlos explica a La Opinión que en breve comienzan el regreso a Varsovia. De camino a la capital polaca recogerán a tres de las once personas que traerán a Málaga para que se reúnan con sus familiares. Como las otras ocho las recogen en Varsovia, aprovecharán el espacio que ha quedado en las furgonetas para ofrecer transporte a quien lo necesite. En el vehículo de Carlos se subirá una mujer que deja atrás a su marido y se marcha con sus cuatro hijos, todos menores de 10 años.

La expedición malagueña a Ucrania descansará esta noche en Varsovia

La expedición malagueña a Ucrania descansará esta noche en Varsovia La Opinión

La expedición malagueña, formada por policías, bomberos del consorcio y voluntarios, comenzó el viaje sobre las 20.00 horas del domingo. La iniciativa está vinculada a Maydan, la asociación de ucranianos asentados en la Costa del Sol, y el primer objetivo de la misma era llevar en cuatro furgonetas alimentos y diversos productos de primera necesidad, incluido el sanitario como material para torniquetes, elementos quirúrgicos o celox, un tipo de gasa muy eficaz para detener hemorragias.

También han llevado ropa térmica, botas, cinturones, guantes, ropa interior, calcetines y sacos de dormir, entre otros. Culminada la entrega, el grupo comenzará el regreso a Málaga con once ucranianos que se reunirán con familiares que viven en la Costa del Sol.