Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Carburantes

El transporte de mercancías en Málaga se movilizará ante la subida del gasoil

Los transportistas amenazan con un paro generalizado, como en el sector pesquero, si las administraciones no les ofrecen ayudas - La posibilidad de trabajar a pérdidas podría producir aún más desabastecimiento para Semana Santa

El sector del transporte empieza a programar movilizaciones ante la extraordinaria subida de los precios en los combustibles. | F. EXTREMERA

El sector del transporte de mercancías no puede más. En las últimas horas se han sucedido las reuniones en la mayoría de provincias del territorio español, así como en las cabeceras autonómicas, al objeto de establecer un calendario de movilizaciones que podría agravar el desabastecimiento de ciertos productos para Semana Santa. Los altos precios que están alcanzando los combustibles, a raíz de la guerra que se vive en Ucrania, también asfixian a estas empresas.

Como ocurre en el sector pesquero, la posibilidad de trabajar a pérdidas no entra en los planes ni de grandes compañías ni de camioneros autónomos. Y con los precios de la gasolina por encima de 2 euros el litro en algunas estaciones de servicio, el paro generalizado parece cada vez más cercano. De momento no se lo plantean las cadenas de paquetería, por ejemplo, ni las de determinados transportes vinculados al reparto de alimentos.

Las cadenas de supermercados malagueños se apresuran a hacer un llamamiento a la calma. Y recuerdan que en diciembre, después de reuniones con el Gobierno central, se detuvo una convocatoria de huelga que hubiese podido dejar sin productos multitud de establecimientos. No obstante, una de las patronales, la de la Plataforma en Defensa del Sector del Transporte Nacional e Internacional de Mercancías, ha convocado una huelga indefinida a partir del 14 marzo.

Por su parte, el Comité Nacional del Transporte por Carretera ha reclamado una reunión urgente con el Gobierno para la adopción de medidas extraordinarias ante la crisis pero se desmarca de cualquier convocatoria de huelga o paro en el sector del transporte por carretera.

Muchos agricultores malagueños del sector de las hortalizas y los subtropicales han sido alertados para que dejen de recolectar sus productos, ante la posibilidad de que se queden en origen y no puedan comercializarse la próxima semana en el exterior. También están preocupados los portavoces de otros pilares económicos, como las empresas de la construcción, que temen una escasez de áridos u otros elementos durante este mes de marzo.

«Estamos saliendo de una pandemia y esto es la puntilla para muchas empresas. Hemos tenido que rechazar la elaboración de presupuestos por la falta de determinadas materias primas»

decoration

De hecho, representantes sindicales de UGT y CCOO tienen sobre la mesa una convocatoria de huelga para los días 21, 24, 28 y 31 de marzo. En Málaga, numerosos talleres han recibido el aviso de que hagan acopio de recambios no fabricados en Andalucía debido a estas convocatorias. «Estamos saliendo de una pandemia y esto es la puntilla para muchas empresas. Hemos tenido que rechazar la elaboración de presupuestos por la falta de determinadas materias primas», manifestaba Miguel Ruiz, propietario de una cadena de tiendas de repuestos y materiales.

Uno de los buques insignia del transporte internacional por carretera lo representa la cooperativa provincial Contravelma, que el próximo lunes se sumará al paro generalizado y hasta 70 camiones dejarán de circular. «Hasta que no haya ninguna compensación por parte del Gobierno, o bien que cumpla con la palabra que está incumpliendo desde la anterior convocatoria de huelga, no vamos a volver a circular», expresaba el colectivo a este periódico a través de un comunicado.

Esta firma es una de las más veteranas en la provincia en transporte de mercancías y relata la situación actual: «A través de tantos impuestos sobre el combustible, nos queda una miseria y vamos a empezar a trabajar a pérdidas, algo que está prohibido por ley. Es cierto que la gasolina no está igual en todos los puntos de Málaga, por la zona de Marbella ya está por encima de los dos euros y en la comarca de la Axarquía aún no se ha llegado al mismo punto», relatan.

La compañía que se encarga de transportar hasta países como Alemania y Francia buena parte del subtropical que se produce en la costa oriental, en su mayoría aguacate y mango, incide en una peculiaridad de este sector. Y es la diversidad de nacionalidades a las que afecta el paro del próximo lunes. Entre los conductores que forman parte de Contravelma figuran dos ciudadanos de origen ruso, pero también polacos, rumanos o algunos migrantes nacidos en tierras africanas. Todos señalan lo injusto de una crisis que amenaza con dejarlos sin trabajo.

La falta de verduras y hortalizas,como daño colateral

Los supermercados hacen un llamamiento a la calma ante la posible huelga del transporte, que a partir del lunes y en apenas tres o cuatro días podría afectar a los lineales de numerosos productos. Pero difieren de este pronunciamiento comercializadores de frutas o verduras. Si para el transporte internacional, del que depende el sector hortofrutícola, los agricultores dejarán de recolectar y podría haber desabastecimiento hasta en origen.

Compartir el artículo

stats