Kiosco

La Opinión de Málaga

Puerto de Málaga

Emasa demolerá la estación de bombeo de San Andrés donde irá el Auditorio

La EBAR ya está trasladada a la margen derecha del Guadalmedina y libera los terrenos para integrarlos en el Puerto -Los obras costarán 140.934 euros

Antigua EBAR de San Andrés. AIM

La Empresa Municipal de Aguas de Málaga (EMASA) ha sacado a concurso la demolición de la antigua estación de bombeo EBAR E2 de la Plataforma de San Andrés, frente al Muelle 9 y entre la playa de Huelin y las carpas provisionales para el almacenaje de grano.

El objetivo es ceder espacio al Puerto de Málaga de manera que pueda integrar esta superficie de 30.393 metros cuadrados, donde la estación ocupa unos 1.738 metros cuadrados.

Desde el Puerto de Málaga confirman que este movimiento es parte del «compromiso que se adquirió dentro del Plan Especial para liberar esos terrenos para el posible proyecto del Auditorio o lo que finalmente se pueda llevar a cabo allí» . En cuanto a la EBAR, informan que ya se ha trasladado la estación a la margen derecha del río Guadalmedina.

Se trata de una parcela estratégica, ya que se encuentra en la plataforma de San Andrés que, junto con el Muelle Heredia, es una de las zonas del Puerto de Málaga que están en sendos procesos de expansión y renovación.

En el caso de la Plataforma de San Andrés, destacan proyectos ya en marcha como el Instituto Oceanográfico, que prevé abrir sus instalaciones a finales de año o el puerto náutico con capacidad para acoger 566 embarcaciones de recreo que ya ha sido adjudicado, a lo que se suma el enquistado proyecto del Auditorio de la Música de Málaga.

Un mes de obras

Las obras de demolición de estas instalaciones que EMASA ha licitado durarán un mes y tendrán un coste de 140.934 euros.

Entre los trabajos se incluye el traslado al almacén de la Depuradora del Guadalhorce todo el material recuperable, desde tuberías, tornillos hasta las tuberías y cuadros eléctricos. Asimismo se rellenarán los fosos donde se encuentran las bombas y las tuberías de impulsión.

«Las obras consisten, sustancialmente, en la demolición de la EBAR, con el fin de dejar la parcela en el estado primigenio cedido por el puerto de Málaga, mediante la retirada de toda la estructura metálica y de hormigón, además de las instalaciones inherentes a este tipo de edificio».

Compartir el artículo

stats