Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Medio Ambiente

Los embalses de Málaga ya han ganado agua para más de medio año

El temporal sigue dejando caudal en los embalses de la provincia, que han sumado 70 hectómetros cúbicos en dos semanas - La calima volvió ayer a ser protagonista de la jornada y la Aemet mantiene para hoy la alerta naranja

Una imagen del pantano de la Concepción.

La calima volvió a ser la gran protagonista de la jornada de ayer, regresando con más intensidad a los cielos de la provincia y dejando estampas naranjas y de nuevo dejando a su paso barro en calles y vehículos. Las lluvias fueron menos intensas que en el día anterior, pero aún así provocaron algún corte de carreteras y siguieron dejando caudal en los pantanos malagueños.

De momento, con las precipitaciones de estas dos últimas semanas las presas de Málaga han logrado aumentar el agua embalsada en 70 hectómetros cúbicos, lo que equivale al consumo de la provincia durante más de medio año. Eso sí, los aportes han sido irregulares y el pantano más necesitado de caudal, el de la Viñuela, es el que menos se está beneficiando de estas lluvias.

En La Concepción, que abastece a la Costa del Sol Occidental, se han ganado ya 21 hectómetros cúbicos y se sitúa al 71% de su capacidad. Casi 30 hectómetros cúbicos ha sumado, por su parte, el del Conde del Guadalhorce, mientras que el de Guadalteba ha subido en siete hectómetros y el del Guadalhorce, en ocho.

Con estos aportes, a la espera de que las escorrentías que siguen llegando a los embalses, los pantanos de la provincia se encuentran al 42%, trece puntos por encima que hace una semana y con algunos de ellos prácticamente fuera de la situación de alerta que presentaban antes de este temporal.

En cuanto a las lluvias, alcanzaron máximos de hasta 61 litros en puntos de la provincia como el Valle del Genal, mientras que en la Costa del Sol fueron más suaves que el miércoles, con máximas que superaron los 40 litros ayer en Los Reales. Por encima de esa cifra estuvieron también en localidades del interior como Ronda, Cuevas del Becerro o Pujerra, mientras que la capital superó los 30 litros por metro cuadrado.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene hasta hoy activada la alerta naranja, por lluvias que pueden llegar a 80 litros en doce horas en la Costa del Sol, el Valle del Guadalhorce y la Axarquía, mientras que en el interior habrá alerta amarilla en la comarca de Ronda también por precipitaciones y en el litoral, alerta amarilla por fenómenos costeros y vientos.

La Aemet prevé que las precipitaciones amainen de cara al fin de semana. Se esperan lluvias débiles mañana sábado, que cesarán tras el mediodía, cuando las probabilidades de precipitación descienden del 5%.

Las temperaturas se mantendrán con 12 grados de mínima y 17 de máxima con cielos nubosos. También se espera un viento con menor intensidad, que alcanzará una racha máxima de 30km/h.

En cuanto al domingo, se espera que no se produzcan precipitaciones. Se prevén intervalos nubosos en la mayor parte del día. Las temperaturas seguirán en los 12 grados de mínima, pero ascenderán a los 19 grados de máxima. El viento volverá con rachas máximas de 53 km/h por la tarde.

Se espera que la lluvia regrese el próximo lunes y se mantenga hasta que acabe el mes.

Abastecimiento en la Costa del Sol

Con el agua que ha caído en La Concepción ya hay caudal suficiente para llegar al inicio del año hidrológico en la Costa del Sol, que empieza el 1 de octubre. Así lo ha asegurado Carlos Cañavate, consejero delegado de la empresa de aguas del litoral occidental, Acosol. Hace solo 10 días, 14 de marzo, este embalse estaba al 37,67% de su capacidad, y en apenas unos días casi ha duplicado esa cifra.

Estos nuevos aportes de agua dan cierta tranquilidad a la Costa del Sol, que antes de estas lluvias se encontraba en una situación complicada que no garantizaba el abastecimiento para los meses estivales. El litoral occidental tiene una necesidad de agua de unos 100 hectómetros al año, por lo que el sistema es deficitario y se dispone de agua de año en año, no como ocurre en otros pantanos que cuando alcanzan un buen nivel de llenado se aseguran cubrir varios años de demanda, según ha explicado Cañavate, quien ha aclarado, no obstante, que "la lluvia no cesa la sequía, porque la infraestructura sigue siendo deficitaria".

De momento, con este nuevo caudal, que irá aumentando si continúan las precipitaciones, lo que sí se va poder realizar son medidas como poder limpiar algunas zonas del embalse para mejorar su capacidad "y poder dar un poco de agua a Málaga para que se la pase a la Axarquía", cuyo pantano, La Viñuela, es el que presenta una situación más extrema. En ese sentido, el consejero delegado de Acosol indica que sería necesario mejorar las tuberías que conectan la Costa del Sol tanto con el Campo de Gibraltar como con Málaga para aumentar la cantidad de los aportes. No es el único proyecto que Cañavate valora como necesarios para incrementar la capacidad de dar agua del litoral occidental. Cita, por ejemplo, la opción de aumentar la capacidad de la desaladora de Marbella, un proyecto que considera que puede sustituir a la desaladora prevista en Mijas y que incluso tendría un presupuesto menor. "Lo que queremos es incrementar la desaladora de 15 a 30 hectómetros cúbicos", un proyecto que costaría unos 30 millones y que ayudaría a dar más tranquilidad para el verano.

Actualmente, la desaladora tiene ocho líneas de funcionamiento, pero solo dos están modernizadas, por lo que Acosol solicita a la Junta que se modernicen las seis restantes. También piden que se destine el canon del agua a realizar obras, que en los últimos diez años ha recaudado 100 millones de euros "y solo se han invertido cinco". Y a la espera del necesario proyecto de recrecimiento del pantano de la Concepción, Cañavate cree vital que se ejecute la presa de Gibralmedina, en la sierra de Grazalema, un embalse que podría sumar aportes a la Costa del Sol, al igual que podría aportar la lluvia que cae en el Genal si hubiese alguna forma de aprovechamiento.

Para Cañavate, es muy importante que exista una buena planificación hidrológica por parte de la Junta y que también se plantee el uso de los acuíferos para un aprovechamiento que no lleve a su sobreexplotación, como ocurre ahora con el acuífero de la Sierra de Mijas.

Compartir el artículo

stats