Kiosco

La Opinión de Málaga

Subida de precios

Los ganaderos y agricultores denuncian la inflación de precios en los supermercados de Málaga

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Málaga (UPA) piden un precio justo por sus productos y advierten que "si el campo para, se paraliza toda la cadena alimentaria"

Tractorada de ganaderos en protesta ante la falta de medidas EFE

El paro indefinido de los transportistas, el precio del gasoil, la guerra de Ucrania y el desabastecimiento en ciertos supermercados de la ciudad son algunos de los problemas que están a la orden del día. Problemas correlacionados entre sí, y que comienzan a afectar a casi todos los sectores del país.

La inflación de precios preocupa a la sociedad, que cada vez denuncia en redes los desorbitados precios. Una denuncia a la que se unen los agricultores y ganaderos malagueños. 

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Málaga (UPA) denuncia dicha inflación que está produciendo en las grandes cadenas alimentarias, una subida de precios de la que no se beneficia el sector primario: "No puede perder siempre el mismo, que es el ganadero. 0,53 céntimos es lo que pagan al agricultor, por ejemplo la naranja, teniendo suerte, ronda los 0,15 céntimos y está a 1,60€ en un supermercado, un 860% más", asegura Francisco Mocoso, el secretario general de UPA Málaga. 

En la misma línea están las carnes: "La de cerdo nos la pagan a 1,18€ y en el supermercado está a 6 euros, un 408% más", reitera. Una inflación que no se ve en las tiendas de barrio: "En estas tiendas es menos frecuente que pase esto, por eso tenemos que comprar en las tiendas de barrio", dice. 

Ya el pasado 20 de marzo, más de 100.000 agricultores y ganaderos de toda España se manifestaron, en Madrid, en defensa del mundo rural. Bajo el lema "Juntos por el campo", una marcha en la que participó UPA. 

Una manifestación donde exigían al Gobierno central medidas en favor del sector: "Si seguimos así nos va a costar el dinero salir al campo, de hecho ya nos cuesta", subraya el secretario general de UPA Málaga.

Mocoso acusa a las cadenas alimentarias de "engañar a la gente, ya que no están desabastecidos": "Los grandes supermercados cuentan con su propia flota de camiones, sus almacenes están llenos solo que los stands no están al 100%, porque sacan la comida poco a poco. No hay falta abastecimiento alguno ni tampoco es encarecimiento de productos por la guerra de Ucrania o la subida del gasoil", afirma  el secretario general de UPA Málaga. 

"No es normal que el paquete de magdalenas o la botella de girasol suban de esa manera, es verdad que una gran parte de girasol viene de Ucrania, pero tenemos que ponernos las pilas. Tenemos suficiente campo para sembrar girasol. El Gobierno tiene que permitir sembrar pipas para tener abastecimiento", cuenta Mocoso.

Desde UPA hacen un llamamiento a las grandes compañías por la subida de precio: "Queremos que nos paguen un precio justo, queremos que tanto el Gobierno Central y la Junta de Andalucía regulen esta situación", reclaman. 

Y advierten que "si la agricultura y la ganadería para, sí que van a faltar alimentos. Como nos pongamos en huelga se paraliza todo, porque rompemos la cadena".

La crisis de los transportistas 

El paro indefinido de los transportistas comienza a afectar de manera directa a los ganaderos y agricultores de la provincia.

Principalmente en la recogida de leche: "La leche se está recogiendo cada tres o cuatro días. Si tienes una producción pequeña y un aguante de frío de solo 300 litros y produces en un par de días 400 litros, pues hay que tirar los 100 litros restantes", afirma Francisco Mocoso.

En cuanto a la falta de pienso o alfalfa que ya comienza a escasear en otras comunidades, Mocoso asegura que "por ahora hay pienso, no está faltando".

Pero la situación puede cambiar si el paro de los transportistas sigue durante más semanas. 

Compartir el artículo

stats