La banca cooperativa Cajamar y el grupo alimentario Dcoop han firmado un convenio de colaboración con la finalidad de que los socios de esta cooperativa que lo deseen puedan realizar las inversiones necesarias para la transformación de cultivos, mejorar el sistema de riego, promover la reconversión varietal o financiar instalaciones eléctricas, entre otros servicios, en aquellos cultivos en que opera la cooperativa como olivar, viñedo o frutos secos.

El presidente de Dcoop, Antonio Luque, y el subdirector general de Cajamar, Jesús Vargas, explicaron que, con este acuerdo, se pondrán a disposición de los cooperativistas líneas de financiación especiales que les faciliten «iniciar un proceso de transformación de sus explotaciones mediante la introducción de nuevos sistemas de cultivo adaptados a los nuevos desafíos», y les permita «mejorar la competitividad de sus explotaciones y ser más eficientes y rentables».

Al mismo tiempo, se organizarán conjuntamente varias jornadas técnicas y de formación y transferencia de conocimiento destinadas a los agricultores y ganaderos asociados a Dcoop.

El convenio también incluye otros productos y servicios como son financiación para proyectos de autoconsumo fotovoltaico, anticipos de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) y aplazamientos del pago de Agroseguro, entre otros. Desde hace más de 40 años, Cajamar mantiene con Dcoop una «estrecha relación institucional», financiera y de asesoramiento, siendo una de las principales entidades financieras proveedoras de del grupo cooperativo agroalimentario, el mayor productor oleícola mundial.