El IHSM La Mayora - centro mixto de la Universidad de Málaga (UMA) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)- fue creado en 2010 con el objetivo de impulsar y coordinar con mayor eficiencia la investigación en horticultura intensiva y fruticultura subtropical de ambas entidades.

Ubicado en las áreas agrícolas más dinámicas de España (Granada, Málaga y Almería), la nueva sede de Teatinos cuenta con un equipamiento científico innovador y aloja a los diversos grupos de investigación de la UMA y el CSIC, que ya venían colaborando en la Facultad de Ciencias de la UMA y la Estación Experimental La Mayora de Algarrobo.

El acto de inauguración de este nuevo edificio tuvo lugar el pasado jueves 17 de marzo con el rector de la UMA, José Ángel Narváez, y el director del IHSM La Mayora, Enrique Moriones, entre otros representantes institucionales como anfitriones. El encuentro también contó con la visita de la ministra de Ciencia e Innovación del Gobierno de España, Diana Morant.

Así es el nuevo edificio

El edificio lleva con actividad científica desde hace un año tras finalizar la primera fase de traslado y con una ocupación del 50% de sus instalaciones. Sin embargo, ha sido este acto el que ha dado el broche final al inicio de una nueva etapa para la comunidad científica del instituto.

La ministra de Ciencia ha inaugurado el edificio este mes. L.O.

La inversión destinada al nuevo edificio ha supera los 12 millones de euros en obras, infraestructura y equipamiento científico de última generación con grandes novedades en innovación.

La nueva infraestructura está distribuida en una planta baja más tres plantas de altura. Las plantas tienen más de 2.000 m2 de laboratorios de I+D y 900 m2 de invernaderos de vidrio.

En total, el nuevo edificio de La Mayora tiene 15 cámaras dedicadas de forma excepcional al cultivo de plantas, sumándose así a la labor del edificio de la Estación Experimental del IHSM de Algarrobo.

Parte de la inversión ha ido destinada también a los avances en servicios de microscopia óptica, metabolómica y cultivo in vitro. Existe además un Laboratorio de Confinamiento para llevar a cabo investigaciones que requieran un aislamiento biológico. Así, IHSM La Mayora cuenta ya con una gran inversión en recursos científicos y de investigación con el objetivo de avanzar en sus actividades y hacer más eficaz la horticultura intensiva y la fruticultura subtropical en estos territorios.

Actualmente, IHSM La Mayora cuenta con la presencia de una plantilla de más de 200 trabajadores y medio centenar de investigadores que conforman el Claustro Científico. Las líneas de trabajo que lleva a cabo el instituto pasan por aspectos moleculares de las plantas hasta el dominio de cultivos.

Distribución del nuevo centro

Este se divide en diferentes departamentos. Por un lado, ‘Mejora genética y biotecnología’ con el objetivo de mejorar las plantas hortícolas a través del uso de la genética y la fisiología.

En una línea similar encontramos el área de ‘Fruticultura subtropical y mediterránea’, centrada fundamentalmente en una utilización sostenible de los recursos genéticos.

El departamento de ‘Interacción planta-microorganismo-insecto’ está dedicado al estudio de la estructura, la diversidad genética así como la evolución de los patógenos de plantas. Por último, el departamento de ‘Microbiología y Protección de Cultivos’ con proyectos relacionados con la etiología, epidemiología y control de enfermedades de cultivos subtropicales y mediterráneos.

De esta forma, La Mayora representa el claro ejemplo de la unión de dos instituciones al servicio de la sociedad en busca de una transformación. El director del IHSM La Mayora, Enrique Moriones, hizo especial hincapié durante la inauguración en el objetivo que tiene el instituto de aportar conocimientos en el campo de los cultivos subtropicales del sur.

Las investigaciones del IHSM buscan un cultivo sostenible e integrado en el territorio en el que trabajan. El fin es conseguir una utilización de recursos óptima, reducir el impacto medioambiental así como conservar la calidad de los alimentos.

Uno de los mayores retos que enfrenta IHSM La Mayora es la implantación de una agricultura sostenible en un momento en el que el planeta experimenta los peores efectos por el cambio climático. Un cambio hacia la sostenibilidad es tan necesario como fundamental.