El pasado miércoles 16 de marzo, Lucía Sánchez se lanzaba, casi sin saberlo, a tener un tweet viral por el que ganaría una de las famosas palmeras de Casa Kiki. No es la primera vez que un usuario de redes sociales pide a una marca en concreto algo por un determinado número de me gusta, y esta vez no ha sido menos. Lucía se animaba a iniciar una conversación con el CM de las redes sociales de Casa Kiki y probar suerte para poder conseguir una palmera con este reto tan típico de Twitter. El reto, que parecía complicado al principio teniendo en cuenta los apenas 200 seguidores que tenía la ganadora de la palmera, se basaba en conseguir 10.000 me gusta en la publicación que subió con la conversación.

El error de Casa Kiki fue no considerar la gran unión que tiene la comunidad de Twitter para este tipo de asuntos. No solo consiguió la descomunal cifra de 10.000 me gusta propuesta por Ana, la CM de Casa Kiki, sino que además casi triplicó la cifra en menos de 24 horas.

Lucía nos contaba que la noche anterior, vio una historia de Casa Kiki en la que aparecía una de sus palmeras, y que decidió poner un tweet esa misma noche ya que una de estas palmeras "solucionaría el 99% de sus problemas".

Al día siguiente, surgió la conversación por Instagram, en la que la CM de Casa Kiki se comprometía a regalarle una si superaba los 10.000 me gusta. " la gente de Málaga empezó a darme hasta que llegue a los 1.000 me gustas el mismo día que puse el tweet, a mis hermanas y el novio de una de ellas se les ocurrió etiquetar a Sr.Cheeto y él, como es de Málaga, lo retuiteó, ahí ya empezó muchísimas más gente a darme me gusta", nos contaba Lucía. "Estikk también me comentó consiguiendo que más gente de me gustas, y poco a poco gente de fuera de España también empezaron a apoyar, yo no me lo creía porque solo era una palmera, y quién va a querer ayudar a alguien solo por una palmera".

Cuando llegó a los 5.000 me gusta, la CM de Casa Kiki se puso en contacto con ella diciéndole que con 100 me gusta ya se hubiera llevado una palmera pequeña, debido a los poco seguidores con los que contaba la joven afortunada. Este mismo sábado, Lucía pasó por la tan esperada palmera. Además, la CM de Casa Kiki se ha comprometido a regalarle otra ella misma el día de su cumpleaños.

Palmera de Lucía Sánchez, Málaga L.O

La CM nos contaba que "nunca antes nos había llegado una propuesta así, pero sí conocía este tipo de retos, especialmente en empresas grandes y conocidas por todos. Cuando vi el mensaje de Lucía, sinceramente, me hizo mucha gracia y decidí retarla, pero nunca imaginé lo que podía pasar", nos contaba. "Sí tenía hablado con mis compañeros de marketing que, si conseguía unos 100 Me Gusta, le enviaría una palmera de tamaño normal, pero bueno, a la vista está... Lucía se propuso llevarse una palmera gigante de Kinder y lo ha conseguido por partida doble jajajaja".

"Sabemos que nuestro perfil resulta divertido para nuestros seguidores, pero nunca que un tweet podría viralizarse, mucho menos que tantas personas llegaran a nuestras redes para quedarse. ¡Ha sido una locura!", nos contaba la CM.

Desde el famoso Tweet, Casa Kiki no para de recibir propuestas iguales a las de Lucía, y aunque ahora mismo no puedan abarcarlas todas, nos han confirmado que aceptarán de nuevo alguno de estos retos.