La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha anunciado en la Comisión parlamentaria de Igualdad la autorización con carácter inminente, por parte de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, de una tasa de reposición extraordinaria para la creación de 23 nuevos puestos en el Servicio Andaluz de Teleasistencia en la provincia de Málaga.

Esta ampliación de la plantilla permite reforzar este servicio público de teleasistencia de la Junta de Andalucía y contribuirá a la mejor prestación del mismo, ha indicado la consejera.

Ruiz ha informado sobre la situación de los 26 contratos de interinidad de Teleasistencia en la sede de Málaga que finalizan y que, en estos momentos, se encuentran en proceso de cobertura externa.

A este respecto, la consejera ha aclarado que "en ningún caso se trata de despidos de personal, sino de la finalización de contratos de trabajo de carácter temporal por la llegada del plazo máximo determinado para los mismos y que ya está en marcha un procedimiento abierto para su contratación, por lo que el servicio de teleasistencia en Málaga se reforzará con 49 plazas en total".

En este sentido, la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (ASSDA) está inmersa en un procedimiento abierto para contratar a 26 personas. Recientemente se ha publicado la resolución de 21 de marzo de 2022 por la que se aprueba la lista provisional de personas admitidas y excluidas en BOJA número 57 de 24 de marzo, estando en la actualidad en fase de resolución de las listas definitivas.

"Se están poniendo todos los medios al alcance de la Agencia para la finalización de este proceso selectivo a la mayor brevedad posible", ha asegurado la consejera, añadiendo: "Seguimos trabajando para fomentar y apoyar este servicio de teleasistencia que es esencial para la ciudadanía andaluza y, por ello, garantizamos la cobertura de las 26 plazas de la central de Málaga y además ampliamos la plantilla con 23 puestos de nueva creación".

El servicio de teleasistencia de la Junta de Andalucía cumplió el pasado mes de febrero 20 años desde su creación, atendiendo y acompañando a personas mayores, personas en situación de dependencia y con discapacidad, unos beneficiarios que alcanzan ya actualmente la cifra de 249.000. "Desde los inicios a la actualidad, 550.000 andaluces y andaluzas han disfrutado de las prestaciones del Servicio Andaluz de Teleasistencia", ha subrayado Ruiz.

Desde el año 2002, se ha atendido más de 84 millones de llamadas y, actualmente, este servicio atiende diariamente una media de 14.365 llamadas. De las llamadas que las personas usuarias realizan al SAT pulsando el botón de su dispositivo de teleasistencia, una parte importante se producen por motivo de conversación y compañía (30%), de ahí el importante papel que juega esta prestación para paliar situaciones de soledad y aislamiento social.

También destacan, según ha informado la Junta de Andalucía en un comunicado, las llamadas por motivo de emergencia u otras demandas de servicios de salud (28%), llamadas relacionadas con el funcionamiento técnico del servicio (23%) o para solicitar algún tipo de información sobre prestaciones sociales (19%).

Entre las llamadas gestionadas, destacan las que los profesionales del servicio realizan desde la central (llamadas salientes), ya sea para movilizar recursos en caso de emergencias, dar aviso a familiares o contactos en caso de necesidad, para proporcionar información de interés, hacer un seguimiento periódico del estado de las personas usuarias, recordar una cita médica, felicitarles en fechas especiales o para actualizar sus datos de forma que se garantice una prestación de calidad, eficaz y eficiente.

En cuanto al perfil mayoritario de personas usuarias, más de la mitad viven solas y ocho de cada diez son mujeres, siendo la media de edad de 82 años. Estas personas usuarias manifiestan una alta satisfacción con el servicio, al que otorgan una valoración muy alta en sus diferentes aspectos. Con respecto a la última encuesta anual de calidad realizada, califican al SAT con una puntuación de 9,6 sobre 10.