Kiosco

La Opinión de Málaga

Yacimiento

El proyecto para el Cerro del Villar ya tiene el visto bueno de Cultura y arranca este mes

En abril empieza la primera de las cuatro fases de este estudio, que se prolongará hasta 2025 - Habrá que esperar dos semanas para que se seque la tierra después de las lluvias caídas para comenzar a desbrozar - Los restos recuperados se depositarán en el Museo de Málaga

Trabajos en el yacimiento fenicio de Cerro del Villar.

Cuenta atrás para que el Cerro del Villar, el yacimiento fenicio mejor conservado de Europa, congregue a un equipo compuesto por 45 investigadores de diferentes partes del mundo, que trabajarán juntos para desvelar los misterios que perduran enterrados entre los restos de esta colonia de los siglos VIII-VII a.C.

El proyecto «Cerro del Villar: naturaleza y temporalidad del proyecto territorial fenicio arcaico en la bahía de Málaga (2022-2025)», dirigido por el profesor del Área de Prehistoria en la Universidad de Málaga, José Suárez, cuenta ya con el visto bueno de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía y comenzará los desbroces del terreno en dos semanas.

Según explica a este periódico la concejala de Cultura, Noelia Losada, estos trabajos deberían haber empezado ya en marzo pero quedaron aplazados por la lluvia. Ahora se debe aguardar a que la tierra se seque y la maquinaria pueda entrar a trabajar tras las precipitaciones de las últimas semanas.

«Vamos a desbrozar dos tercios, lo que coincide con lo que era la isla original, y se va a dejar sin desbrozar la parte más meridional, la que pega con el campo de fútbol», cuenta la concejala de Cultura, que recalca que antes de que termine abril ya habrán terminado los trabajos de desbroce.

Por otro lado, la edil adelanta también que se va a poner una señalética pasado el puente de hormigón que cruza una de las lenguas del río Guadalhorce más cercanas a Guadalmar, justo en la linde con Cerro del Villar, para que los ciudadanos que paseen por allí puedan ubicar el yacimiento y observar el desarrollo de los trabajos.

«También se va a desbrozar esa parte para que la gente que termine de andar por ese puente se encuentre con la ciudad fenicia y no vea juncos».

Por cierto que el logo que identificará este enclave histórico de la capital malagueña lo están realizando los alumnos de la Escuela de Arte de San Telmo, que están dedicando el trimestre a su diseño.

Cuatro fases

Siguiendo el calendario de este proyecto que va a reclutar, en palabras de Losada, a «los mejores del mundo», los trabajos se dividen en cuatro fases.

Este mes empieza la primera etapa -que se prolongará hasta septiembre- en la que se desarrollarán los estudios previos y las prospecciones superficiales.

Después del desbroce, vendrán los estudios de microtopografía, esto es, un levantamiento digital del terreno que posibilita la elaboración de mapas virtuales. Lo realizará una empresa malagueña con experiencia internacional que ya aplicó esta técnica, por ejemplo, en las excavaciones de Villa Adriana, en Italia. Proseguirán los estudios geológicos que, según Losada, los llevará a cabo el catedrático de Arqueología de la Universidad de Aquisgrán, Klaus Reicherter, así como los geofísicos, con expertos de la Universidad de Marbugo.

«Posteriormente se abordará una excavación arqueológica mediante sondeos. La superficie estimada total de investigación en esta campaña será, a priori, de aproximadamente 500 metros cuadrados y la duración de la intervención se estima entre cuatro -cinco semanas», se indica en la resolución de Cultura. Estos trabajos finalizarán en febrero de 2023. La segunda fase empezará el próximo año, en la que se realizarán excavaciones y sondeos arqueológicos en una superficie de unos 600 metros cuadrados. Esta etapa durará ocho meses, hasta mayo de 2024.

En la tercera fase, se acometerá una excavación en extensión en la que se plantearán nuevos cortes arqueológicos «destinados al conocimiento de ámbitos o inmuebles específicos, con el objetivo de profundizar en el conocimiento del urbanismo arcaico en este sector del asentamiento», según se refleja en el cronograma del proyecto. Esta fase se extenderá hasta mayo de 2025.

En la cuarta y última fase se proseguirá con la excavación arqueológica en extensión. «Se pretende identificar posibles espacios productivos relacionados con las actividades socioeconómicas llevadas a cabo en el sitio, así como en la naturaleza de este posible ámbito periurbano».

Los arqueólogos realizan trabajos en una zona de Cerro del Villar. L. O.

Museo de Málaga

La Delegación de Cultura indica que se deberá realizar un inventario de los materiales arqueológicos recuperados en la ciudad fenicia que se le tendrá que entregar en el plazo de dos meses tras la finalización de los trabajos. Asimismo, todos los objetos hallados deberán ser depositados en el Museo de Málaga.

«Esto le va a dar popularidad a la ciudad, va a ser buenísimo y por muy poco dinero. Como es algo tan importante, todos quieren venir aquí», remarca Noelia Losada.

Compartir el artículo

stats