Vecinos de la Urbanización Pinares del San Antón han denunciado dos desprendimientos que tuvieron lugar el mes pasado en las obras de la promoción de viviendas de Pinares de San Antón, 54.

Se trataría del tercero desde que tuvo lugar el primero, el 27 de diciembre del año pasado. En concreto, informaron de que se produjeron, sin presencia de lluvia torrenciales, los pasados días 15 y 16 de marzo.

Uno de los vecinos detalló que tras el primer desprendimiento de diciembre «se ha deteriorado la capa vertical de hormigón que proyectaron para sostener las tierras y evitar la continuidad del desplome», mientras que, a causa de los dos nuevos derrumbes, «ha quedado al descubierto la cimentación  del muro de contención que exístía en la parcela y que ahora, en teoría, tendría como función sujetar las tierras donde se han construido las tres viviendas con acceso por la calle Bouganvilleas; lo que personalmente y a muchos vecinos de la urbanización nos genera una enorme preocupación».

Una portavoz de la promotora que realiza las obras indicó ayer a La Opinión, que visitó la zona, que ya se está trabajando para solucionar estos problemas, que cuentan con una solución técnica. «No hay ningún problema, las obras tienen el visto bueno de Urbanismo, todos los papeles están en regla», destacó.

Por último, subrayó a este diario que la obra está autorizada «y cumple con todos los parámetros de seguridad».