El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha explicado este miércoles que se está actuando para devolver la normalidad cuanto antes a las playas de la capital tras el último temporal, lo cual es "fundamental".

De la Torre ha insistido en el mensaje transmitido a la Dirección General de Costas, en el que recalca "la necesidad de abordar soluciones estructurales; no que a lo largo del año, cada vez que haya un temporal, haya necesidad de hacer este tipo de reparaciones y actuaciones"

Respecto a la cuantificación de daños, ha señalado que "se irá haciendo casi sobre la marcha. Lo que importa es recuperar la normalidad, y que haya imágenes pronto, cuando el tiempo lo permita, además, para que luzcan mejor aún, playas, paseos marítimos, etcétera, perfectamente preparados para acoger tanto a los malagueños como a la gente de fuera". El Consistorio de Málaga mantiene desde este pasado martes un dispositivo de servicios especiales para paliar las incidencias causadas por el temporal como son, entre otros, inundaciones, caída de ramas y rotura de elementos del mobiliario urbano.

Más de cien operarios trabajan en las playas de la capital

Más de cien operarios trabajan este miércoles en la recuperación de las playas de Málaga capital tras los daños ocasionados por el temporal esta semana para que estén en condiciones para la Semana Santa. La concejala de Playas, Teresa Porras, y el edil del Distrito de Churriana, José del Río, han informado en la playa de Guadalmar de las actuaciones que se llevan a cabo en el litoral, que ya se están dejando notar.

Más de cien operarios -un 90 por ciento es personal de refuerzo- de la empresa municipal de limpieza Limasam con cerca de cuarenta máquinas trabajan para que las playas vuelvan a su estado.

Porras ha señalado que espera que para el viernes esté todo listo, y ha destacado el "esfuerzo" de los empleados públicos que, en ocasiones, "a paladas a mano" han tenido que actuar para recuperar las playas gracias a estos trabajos. Ha criticado que el Ayuntamiento se vea "una vez más tan solo" arreglando las playas, y ha argumentado que cada año el Gobierno central recibe del Ayuntamiento 300.000 euros provenientes del canon de los chiringuitos.

"Desde hace ocho años llevamos pagándole al Gobierno 2.400.000 euros, mientras la Demarcación de Costas solo invierte 100.000 euros en la capital para el mantenimiento de playas", ha manifestado Porras.

Plan provincial

Por su parte, el presidente de la Diputación de Málaga y de Turismo y Planificación Costa del Sol, Francisco Salado, ha reclamado a Costas la puesta en marcha de un Plan de Estabilización de las Playas de la provincia, al tiempo que ha trasladado la "mano tendida" de las administraciones malagueñas para colaborar con el mismo.

Francisco Salado ha sido rotundo en sus declaraciones: "Todos los ayuntamientos están dispuestos, entre todos lo haremos más rápido porque estamos tirando el dinero a un pozo sin fondo". El presidente ha lamentado que tras este temporal, como ha venido ocurriendo, "se acometerán obras, gastaremos en meter arena y dentro de nada, cuando la naturaleza lo decida, destrozará otra vez las playas".

Salado ha comentado que Costas "tiene que aprobar un plan de ayuda a los municipios y hacer las actuaciones de su competencia para recuperar la arena donde se ha perdido y obras de emergencia", de ahí su petición de zona catastrófica "porque ha habido daños enormes a infraestructuras públicas y particulares y hay que dar ayudas a esas familias para recuperarlas cuanto antes; y a los ayuntamientos, que lo estamos pagando todo".

El presidente de la Diputación coincide con Francisco de la Torre en la rapidez con la que se debe actuar: "Hay que hacerlo con mucha prisa y sin pausa. No puede ser que con las obras nos volvamos a olvidar y tengamos que esperar a otro temporal para lamentarnos".