Kiosco

La Opinión de Málaga

Sucesos

Recuperan en Málaga un manuscrito del siglo XVI robado en Perú

El documento, una carta de otorgamiento de una escritura a Diego de Aguilar en 1563, estaba a la venta por 300 euros en internet. Su propietario, un librero, lo ha entregado voluntariamente a las autoridades andinas

Las dos páginas recuperadas. L. O.

La Policía Nacional ha recuperado en Málaga un manuscrito histórico del siglo XVI robado hace años en el Archivo Regional de Arequipa, en el sur de Perú, tras localizarlo en una plataforma de internet en la que se ofrecía por 300 euros. El documento, ofrecido como una "carta de otorgamiento de una escritura a Diego de Aguilar en las tierras del Perú de 1563", era anunciado por un librero malagueño que demostró ser su legítimo propietario y que ha accedido a entregarlo voluntariamente a las autoridades andinas al entender que debían volver al contexto cultural del que fueron arrebatados. Según ha explicado la Comisaría Provincial, el delito de la sustracción estaría prescrito.

Las investigación comenzó a finales de enero, cuando un requerimiento de Interpol comunicó que en una plataforma de internet se estaba anunciando la venta de un manuscrito robado en Perú. Los investigadores analizaron el enlace donde se anunciaba el manuscrito e identificaron como vendedor al dueño de una librería de Málaga. Al mismo tiempo, los agentes estudiaron el informe aportado por el Ministerio de Cultura peruano en el que se detallaba las dos páginas que formaban parte de un mismo conjunto custodiado en el Archivo Regional de Arequipa y que en su día fueron arrancadas para facilitar su tráfico ilícito, dificultando por un lado su detección y, por otro, aumentando el valor económico de lo expoliado al venderlo de forma individual. Según la policía, las autoridades peruanas contextualizan los expolios más recientes entre los años 2006 y 2008.

En diferentes incautaciones se consiguió recuperar manuscritos inmediatamente anteriores o posteriores a los investigados, "por lo que la venta por separado implica la mutilación y dispersión de su unidad original, atentando contra la preservación de su patrimonio documental".

La Policía Nacional ha explicado que el librero mostró desde un primer momento su disposición a aportar todos los documentos relativos a su compra y entendió que los mismos tenían que volver a su lugar de origen. El pasado 15 de marzo, los agentes entregaron el documento a la Embajada de Perú en España.

Compartir el artículo

stats