El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha pedido a la ciudadanía prudencia durante la Semana Santa, que se inicia este Domingo de Ramos, y seguir utilizando las mascarillas, dadas las aglomeraciones que se producen en estos días.

Málaga inicia la Semana Santa, tras dos años sin poder disfrutar de desfiles procesionales por la pandemia de la COVID-19, con una incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días de 276,9 a 8 de abril, un dato inferior al que se registró una semana antes, el día 2, cuando era de 439,4, ha recordado De la Torre.

"ES un descenso bien apreciable, bien significativo. Son datos muy positivos de que va frenándose el indicador de contagios", ha sostenido el alcalde en su mensaje de los domingos desde que se inició la pandemia, hace más de dos años, y recogido por Europa Press.

No obstante, De la Torre, ha aludido a una estadística que no ha disminuido en esta última semana: las nuevas hospitalizaciones, que se han incrementado de 89 a 96. Por todo ello, ha insistido en pedir prudencia a la ciudadanía y continuar con el uso de las mascarillas en espacios exteriores durante Semana Santa, cuando "hay mucho público en la calle".

Pero también, ha continuado, en espacios interiores: "En mi opinión también, y en el ámbito sanitario andaluz se dice esto". "Seamos prudentes, higiene en las manos, distancia social" y mascarillas para continuar frenando a la COVID-19, ha concluido el alcalde de la ciudad de Málaga.