El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se ha pronunciado sobre las críticas que se están generando sobre el nuevo recorrido oficial de la Semana Santa, operativo por segundo año tras estrenarse en 2019, antes de la pandemia.

Preguntado por esas quejas, en especial por la del humorista malagueño Manolo Sarria, el regidor ha admitido tener constancia de ellas aunque ha sugerido que deberían tener un carácter "constructivo" y partir de una información previa.

"Tengamos una postura constructiva, veamos las cosas, enterémonos bien. Antes de dar opiniones hay que informarse", ha esgrimido De la Torre, que se ha mostrado abierto a hacer mejoras en el diseño del recorrido oficial así como a reducir las vallas fuera de él.

"El que la haya hecho [la crítica], ¿qué le hubiera costado hablar antes con alguien de la Agrupación de Cofradías que le hubiera informado? Se informa y luego opina porque para opinar hay que estar informado, no hacer una declaración muy descalificadora en base a una primera impresión visual. Yo aconsejo siempre la prudencia de tener la información y ser constructivos en los temas".

Manolo Sarria se sumó ayer a las quejas sobre la falta de visibilidad y permeabilidad que ofrece el nuevo trayecto de las cofradías en la Semana Santa malagueña. El humorista, que se grabó un vídeo difundido en redes sociales, llegó a calificar como una "aberración" y una "vergüenza" el recorrido oficial.