El mercado de vehículos de ocasión cayó un 7,7% en el primer trimestre en Andalucía, en comparación con 2021. En concreto, se vendieron 80.091 unidades en este periodo, según datos de las patronales Faconauto (concesionarios) y Ganvam (distribuidores), que resaltan que las cifras del trimestre se han visto muy condicionadas por el pésimo mes de marzo, «donde la ya alargada crisis de los microchips se le han sumado este mes la huelga de transportes y la guerra en Ucrania han supuesto un cóctel que ha repercutido muy negativamente en las ventas».

Málaga, no obstante, fue la única provincia andaluza donde las operaciones remontaron, con 17.803 ventas y un incremento interanual del 3,8%.

A nivel nacional, las ventas de turismos y todoterrenos de ocasión registraron un total de 449.086 unidades vendidas hasta marzo, lo que representa un 1,8% menos que en 2021.

En un análisis por tramos de antigüedad, la mayor caída se registró en las ventas de modelos de entre uno y tres años, que se desplomaron un 42,9% hasta marzo, con un total de 26.614 unidades.

El mercado de segunda mano continúa sosteniéndose con las ventas de vehículos de más de 15 años, que concentrando el 37,2% de las operaciones hasta marzo, acumulan un crecimiento del 13,4% hasta alcanzar las 167.120 unidades en el primer trimestre.

«El mercado de ocasión no deja de ser un reflejo del de nuevos y, aunque es más estable, también sufre las consecuencias de la falta de oferta derivada de la crisis de los chips, la huelga del transporte y la escalada del precio de los carburantes; un clima de incertidumbre que, agravado por la guerra en Ucrania, lastra las ventas. A este ritmo, las previsiones apuntan a que el ejercicio terminará todavía cerca de un 4% por debajo de las cifras prepandemia», comentó la directora de comunicación de Ganvam, Tania Puche.