La Policía Nacional ha detenido en Málaga a cuatro hombres por el presunto atraco a un conocido, un vecino de la zona Este de la capital, a quien supuestamente capturaron tras tenderle una trampa y retuvieron toda una noche en una casa abandonada sin luz, saqueándole 6.500 euros de su cuenta bancaria online, no sin antes, presuntamente, propinarle una paliza y amenazarle con una pistola.

Junto a los principales sospechosos, los investigadores han arrestado a una joven de 21 años por su supuesto papel como cooperadora necesaria, ya que habría servido a la trama como anzuelo, una vez contactó con el perjudicado a través de una red social y le propuso quedar en una zona aislada, donde fue introducido a la fuerza en un coche y conducido hasta el lugar de su cautiverio.

Así lo han informado desde la Comisaría provincial en un comunicado, apuntando que los hechos que dieron inicio a la investigación, en la denominada operación 'Criptiano', llevada a cabo por agentes del Grupo de Atracos de la Comisaría Provincial, tuvieron lugar el pasado 10 de septiembre, sobre las 21.30 horas.

Una cita que es una trampa

La víctima se había citado con una mujer desconocida en una zona aislada de Mijas tras un primer contacto virtual. Mientras la esperaba dentro de su coche, aparecieron dos vehículos, apeándose cuatro hombres de los mismos. En apenas unos segundos, los asaltantes, que iban a cara descubierta y que eran conocidos del perjudicado, le propinaron varios golpes y le introdujeron a la fuerza en uno de los automóviles, intimidándole con un arma de fuego.

Detalle de las drogas intervenidas a los investigados.

Tras un recorrido de unos siete u ochos minutos, la víctima fue conducida a una casa abandonada de la zona. A oscuras, supuestamente le retuvieron aproximadamente durante siete horas. En ese tiempo, "siempre bajo amenazas e intimidación, le propinaron golpes y le sonsacaron sus claves bancarias, operando con su terminal móvil y la 'app' del banco", han indicado, precisando que consiguieron llevarse 6.500 euros.

Asimismo, a continuación dos de los atracadores tomaron las llaves del domicilio de la víctima y se dirigieron allí mientras perduraba la detención ilegal. En la vivienda se apoderaron de otros 300 euros y artículos de marca. Finalmente, la persona cautiva fue liberada por sus captores a las 05.00 horas, dice la Policía Nacional.

En los siguientes días, el perjudicado siguió siendo extorsionado por los investigados, que pretendían obtener más dinero por su parte, ahora en criptomonedas.

Investigación

El caso, que había sido puesto en conocimiento de la Policía, trajo sus primeros frutos cuando uno de los sospechosos se había citado con la víctima en una gasolinera de la zona este para recibir un dinero. Agentes del Grupo de Atracos detuvieron al investigado.

Tras aquella primera detención se sumaron la de los otros tres asaltantes, todos ellos por su presunta implicación en los delitos de detención ilegal, robo con violencia y tráfico de drogas. Asimismo, se detuvo también a la única mujer investigada, que había creado engaño sobre la víctima para que el resto de los autores tuviesen acceso real sobre él.

Se efectuaron tres diligencias de entrada y registro en domicilios de los sospechosos, interviniéndose un cargador de pistola con varios proyectiles, 9.815 euros, 172 gramos de cocaína, 237 gramos de hachís, 14 tickets de compraventa de bitcoin, una balanza electrónica, anotaciones manuscritas, entre otros efectos.

De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción número 4 de Fuengirola, que decretó en su momento prisión provisional por dichos hechos, han indicado desde la Comisaría.