La candidatura de Málaga como sede de la Exposición Internacional de 2027 cuenta con un nuevo organismo. En este caso, hoy se ha aprobado la constitución del comité ejecutivo, presidido por el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, y en el que están representados 11 ministerios, la Junta, la Diputación y el Ayuntamiento de Málaga.

Según ha explicado Fernández, los estatutos que regulan la Comisión Nacional, el máximo organismo dentro de la estructura de la candidatura de la Expo, también recogen la creación de un comité ejecutivo, que se encarga de hacer un "seguimiento" de los acuerdos aprobados en el seno de la Comisión Nacional.

"Tiene por objetivo hacer el seguimiento de aquellos acuerdos que se toman en la comisión nacional y comprobar que se van ejecutando en los tiempos y de la manera que se haya aprobado, y también poner sobre la mesa las cuestiones que puedan salir en el proceso de ejecución", ha señalado el delegado del Gobierno en Andalucía.

Dentro de la amplia representación que abarca este Comité Ejecutivo, Pedro Fernández ha subrayado la relevancia del Ministerio de Hacienda, centrado ahora en la financiación de este acontecimiento en caso de que Málaga salga elegida entre las cinco ciudades candidatas (la candiatura española compite con Minnesota, Phuket, Belgrado y Bariloche).

"Es muy importante la presencia del Ministerio de Hacienda porque precisamente se está hablando de la financiación, de todos los gastos que conlleva hacer una candidatura hasta el final. En ese sentido están habiendo reuniones bilaterales entre el ayuntamiento y el propio Ministerio de Asuntos Exteriores y Hacienda", ha señalado Fernández.

Calendario

El dossier final de la candidatura de Málaga se entregará en la Oficina Internacional de Exposiciones (Bureau International des Expositions -BIE) el próximo siete de junio y el día 21 de ese mismo mes se realizará la primera presentación oficial ante la Asamblea de esta institución para mostrarlo ante las embajadas ubicadas en España y recabar, así, apoyos para la candidatura.

El 18 de julio se presentará el informe-dossier en el que se garantiza el apoyo a países en desarrollo para que puedan asistir a la exposición. "Los cinco países aspirantes tienen que garantizar que hay países que no tienen recursos económicos y que van a tener presencia en esa exposición porque se va a hacer frente al pago tanto de la residencia como el pabellón donde vayan a exponer", ha explicado Pedro Fernández.

El 26 de septiembre será la primera visita de los inspectores del BIE a Málaga durante cuatro días y un quinto lo pasarán en Madrid. Según Fernández, visitarán la ciudad, se reunirán con las instituciones, colectivos y asociaciones, así como para comprobar que la capital malagueña reúne las condiciones necesarias para ser sede de la Expo.

Posteriormente, en noviembre se producirá la segunda presentación de la candidatura en la propia Oficina del BIE en París y la recepción en la embajada de España en París de los delegados del BIE, que representan a 170 países.

En junio de 2023 se celebrará la asamblea del Bureau International des Expositions con la ciudad ganadora prácticamente decidida.