Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Encuesta de Población Activa (EPA)

Málaga pierde en el primer trimestre del año 24.100 ocupados, la segunda caída provincial más alta del país

Tiene ahora 643.500 personas trabajando, 33.100 más que hace un año - El mercado laboral registra también un descenso trimestral de 2.200 parados para un total de 162.500, con un tasa de paro del 20,16%

Un trabajador de hostelería en Málaga. Álex Zea

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) han vuelto a dejar en el primer trimestre del año (periodo habitualmente flojo para el empleo) un escenario de claroscuros en el mercado laboral de Málaga. Por un lado, el paro ha bajado en 2.200 personas, dejando cifra total de 162.500 desempleados. Sin embargo, el volumen de ocupados ha descendido en 24.100 personas (la segunda caída más alta del país tras los 45.400 que ha perdido Barcelona), situando el conjunto de personas que trabajan en 643.500. La tasa de paro en Málaga es ahora del 20,16%, algo por encima del 19,79% del trimestre anterior y también superior a la media andaluza (19,43%) y nacional (13,65%).

El hecho de que, pese a la caída de ocupados en Málaga, el paro también lo haya hecho en este primer trimestre de 2002, se debe a que también ha descendido la población activa (la que está en edad y disposición de trabajar).Málaga ha reducido este colectivo en 26.200 personas entre enero y marzo para situar el total en 806.100, después de que a cierre de 2021 alcanzara un récord de 832.400 activos.

Según la nueva oleada de la EPA publicada este jueves por el INE, la bajada de ocupados ha estado acaparada por el sector servicios (-20.100), que ha vivido en el primer trimestre los meses de temporada baja turística. Le sigue en caída la agricultura (-6.600), mientras que sí hay subidas de empleo en construcción e industria (1.300 en cada caso). El mapa de la provincia está compuesto actualmente por 524.400 trabajadores de servicios (el 80% del total), 64.800 de construcción, 36.400 de industria y 18.600 de agricultura.

Entre lo más positivo, los datos reflejan que la provincia sigue mejorando su panorama laboral en relación a hace un año, cuando la pandemia golpeaba de forma muy intensa a la economía. El primer trimestre de 2022 ha cerrado con 33.100 ocupados más que hace un año y se sitúa cerca de los niveles prepandemia, que estaban en torno a los 650.000 en Málaga. Eso sí, hay que recordar que todavía hay unos 3.600 trabajadores malagueños incluidos en ERTE.

En cuanto al paro, el descenso en los últimos doce meses ha sido de 13.900 desempleados, ya que el primer trimestre de 2021 presentaba un total de 176.400. En todo caso, aún se está por encima de los 136.900 que se marcaban en 2019, antes de la irrupción de la pandemia.

La secretaria de Empleo y Formación de UGT Málaga, Leonor Gálvez, ha comentado que el descenso de empleo en este primer trimestre de 2022 pone de relieve la "precariedad" del tejido productivo de la provincia, "centrado en el sector servicios que es quien más sufre las fluctuaciones del empleo debido a la dependencia que tiene de todos los cambios o todos los acontecimientos que a nivel internos o externo, como la Covid, la guerra o la inflación, se puedan producir".

"La diversificación del tejido productivo hacia otros sectores como la industria, las nuevas tecnologías, la logística, entre otros, redundaría positivamente en la creación de empleo más estable y de mejor calidad, y desde UGT lo venimos diciendo desde hace mucho y aunque parece que se establecen nuevas empresas y que estos sectores empiezan a tener espacios en nuestra provincia, todavía no es suficiente y los datos así lo demuestran", ha señalado.

La responsable de UGT añade que ante esta situación, su sindicato sigue reivindicando objetivos "fundamentales" como "la protección del empleo, la contención de los precios y aumentar los salarios". "Los trabajadores y trabajadoras no pueden seguir sufriendo la pérdida de sus empleos, la subida de los precios desorbitada y todo ello con salarios con una evidente disminución de su poder adquisitivo", ha afirmado Gálvez, que llama a la población trabajadora y a la sociedad, en general, a participar en la manifestación del Primero de Mayo.

El secretario general de CCOO en Málaga, Fernando Cubillo, se ha mostrado más positivo en el análisis de los datos, señalando que es la primera vez en cinco años en que el paro baja en el primer trimestre. No obstante, reconoció que el ritmo de descenso es bajo, por lo que pidió a los partidos políticos andaluces que pongan en marcha políticas activas de empleo para poner coto a un paro que, apuntó, afecta en mayor medida a las mujeres, a las que consideró "las grandes olvidadas" del mercado laboral.

También ha achacado la mayor disminución de personas ocupadas en este primer trimestre (muy superior al resto de los últimos años) fundamentalmente al crecimiento de la inflación en Málaga, "que ha retraído el consumo de la demanda interna", y sobre todo al hecho de que la Semana Santa ha sido en esta ocasión a mitad del mes de abril, cuando en ejercicios anteriores su comienzo fue en marzo.

Por parte de la patronal, la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) afirma que los datos "refuerzan la necesidad de apoyar con firmeza al tejido productivo". "Para ello, han de implementarse iniciativas que permitan a empresas y autónomos contar con mayor liquidez y flexibilidad para poder afrontar la actual situación derivada de la crisis sanitaria con, entre otros factores, los altos precios de combustibles, energía y materias primas reforzados por las consecuencias económicas de la invasión de Ucrania", ha detallado. La CEM reclama "un marco propicio para reforzar la actividad productiva", con puntos como la negociación laboral y el reparto y gestión de los Fondos Next Generation.

Compartir el artículo

stats