Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Mercado laboral

Abril deja su paro más bajo en Málaga desde 2008, récord de afiliados y un 52% de contratos indefinidos

La provincia reduce 6.420 desempleados para un total de 145.891 - Gana 13.272 afiliados y logra un nuevo tope histórico de 657.608 cotizantes - Se dispara la cifra de altas fijas por la reforma laboral

Un trabajador de hostelería en Málaga. Álex Zea

Abril, que ha incluido en este 2022 la celebración de una Semana Santa ya normalizada tras dos años de pandemia, ha arrojado magníficos datos para el mercado laboral de Málaga en un mes tradicionalmente muy favorable para el empleo, ya que la hostelería y el turismo incorporan por estas fechas a muchos trabajadores con el arranque de la temporada turística. Según las cifras publicadas este miércoles por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, el desempleo ha bajado en 6.420 personas para un total de 145.891 desempleados, la cifra más baja para un mes de abril desde 2008. Además, la firma de contratos indefinidos ha marcado un cifra que no se recuerda (el 52% del total), fruto de la reforma laboral, y la afiliación a la Seguridad Social ha registrado un nuevo máximo histórico en la provincia (657.608). 

Tras dos años de duro impacto económico por la crisis del coronavirus, Málaga ha vuelto a los niveles de desempleo previos a la pandemia, con cifras ya inferiores a las de 2020 y 2021. El dato de paro de abril está incluso ligeramente por debajo del de 2019 (146.052), que fue el último ejercicio de actividad económica normal. Es más, para encontrar una cifra más baja de desempleados en este mes hay que remontarse al año 2008, cuando había poco más de 101.000.

El paro presenta así una comparativa muy positiva en relación a este pasado 2021, un ejercicio que siguió estando muy condicionado por la situación sanitaria. Málaga tiene ahora 53.124 desempleados menos que en abril del año anterior. Este descenso de paro interanual es el tercero más elevado del país sólo por detrás de los 110.352 de Madrid y los 95.372 parados que ha reducido Barcelona.

Por sectores económicos, la caída del paro en abril ha estado encabezada en Málaga por el sector servicios, con una caída de 5.503 desempleados, seguida de la construcción (-469), la agricultura (-335) y la industria (-107). También hubo un mínimo descenso en el colectivo de personas sin empleo anterior (-6).

Otro valioso indicador que continúa completamente disparado es la firma de contratos indefinidos tras la aprobación de la reforma laboral. De los 59.412 contratos que se han firmado en abril en Málaga, un total de 30.947 han sido fijos, es decir, un 52% del total, algo prácticamente imposible de recordar en la provincia, donde lo habitual en los últimos años es que la tasa de firma de indefinidos se moviera en torno al 8% del total. La firma de altas fijas de este mes de abril representa un crecimiento del 561% en relación al mismo mes del año anterior.

De esta forma, abril sigue dando una continuidad creciente la dinámica generada tras la firma de la reforma laboral: en enero ya se firmaron 7.154 altas fijas que supusieron un 12% del total de las suscritas ese mes; en febrero se realizaron 10.490, un 19,6%; y en marzo se hicieron 19.457, un 30,6%. El acumulado de este 2022 deja ya, de momento, 68.048 altas indefinidas, más del triple de las que se contabilizaban en el mismo periodo del año anterior. La firma de contratos fijos se mueve así ya en el 29% del total de las que se han suscrito en lo que va de ejercicio en Málaga.

En materia de empleo, los datos de la Seguridad Social reflejan un aumento de 13.272 afiliados (la tercera mejor subida del país tras Baleares y Barcelona), para un total de 657.608 cotizantes, nuevo récord histórico en la provincia. Málaga presenta actualmente 55.326 empleos más que hace un año, según las cifras del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, siendo la quinta provincia que ha creado más empleo de España tras Madrid, Barcelona, Baleares y Valencia.

La secretaria de Empleo de UGT en Málaga, Leonor Gálvez, ha comentado que los datos son "alentadores", con un peso en la firma de contratos indefinidos que ha bajado del 90% del año pasado al 70% de este 2022. "Que nuestra provincia se sitúe en el acumulado anual como la que más empleo indefinido crea en Andalucía, nos lleva a pensar que estamos en el buen camino. El dialogo social y las reformas están empezando a dar sus frutos", ha comentado Gálvez. En todo caso, quedan a su juicio "muchos flecos todavía por resolver" alcanzar un mercado laboral "más sólido, más estable, con menos temporalidad, con mejores salarios, y con más igualdad".

Su homóloga en CCOO, María José Prados, ha destacado que las mujeres han sido las más beneficiadas en esta bajada del desempleo, aunque en los datos generales, ellas sigan suponiendo el 60% de la población parada, con 87.160 desempleadas. También ha mostrado su satisfacción por la mejora de la contratación indefinida. 

"Hay que seguir poniendo en valor la reforma laboral, que fruto al dialogo social, está posibilitando un cambio de paradigma en la concepción del empleo en nuestra provincia y, en general, en nuestro país. La conversión de la temporalidad en la estabilización del empleo repercutirá igualmente en la lucha contra la precariedad laboral", sostiene Prados. 

No obstante, CCOO recuerda que en términos de desempleo los niveles de paro son similares a los del mismo trimestre del año 2019, en la prepandemia, por lo que toda seguir rebajando el desempleo. Además, afirma que se necesita "un acuerdo para la revalorización de los salarios que palié el impacto de la inflación en el poder adquisitivo de las familias trabajadoras".

Por su parte, la central CSIF confía en que estas cifras reflejen "una consolidación de la tendencia a la creación de empleo, en lugar de responder a un buen dato puntual en un período tradicionalmente positivo". También a nivel andaluz, donde el desempleo se ha reducido en 33.072 personas en el último mes y en 205.699 en relación a hace un año, dejando el total de desempleados en 778.798 personas. 

La Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) ha afirmado que estos datos favorables se encuadran "en un contexto complejo", condicionado por factores como el elevado coste de la energía eléctrica, los carburantes y las materias primas, el incremento de la inflación o la guerra en Ucrania. "En la parte positiva, continúa la recuperación de la pandemia sanitaria y con ella la mejora de ratios como exportaciones y previsiones turísticas para la temporada de verano, a pesar de las incertidumbres", ha señalado la patronal.

Los empresarios han destacado que "continúa siendo prioritario atender a las necesidades de las empresas, salvaguardando con ello la generación y el mantenimiento de puestos de trabajo". Y han citado como "elementos fundamentales para apuntalar la recuperación", tal y como hicieron la pasada semana cuando aparecieron los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), cuestiones como "las negociaciones en materia laboral que se están llevando a cabo y el reparto y gestión de los Fondos Europeos Next Generation, junto con la necesaria actuación sobre los costes energéticos, los carburantes y las materias primas".

Compartir el artículo

stats