Kiosco

La Opinión de Málaga

Investigación

El Centro Oceanográfico de Málaga, a la espera de la entrega de llaves de su nueva sede en el Puerto

La directora de las instalaciones, ubicadas en Fuengirola desde los 80, asegura que este acto se producirá de forma "inminente" - En el último trimestre del año empezará el traslado del personal por fases

Centro Oceanográfico de Málaga. L.O.

Los trabajos para la construcción de la nueva sede del Centro Oceanográfico de Málaga terminaron en junio del año pasado después de un más que dilatado período de tramitación y de obras.

Desde entonces, la pregunta que más se ha repetido es cuándo entrará en funcionamiento este edificio que luce terminado desde hace meses en la plataforma de San Andrés en el Puerto de Málaga.

La directora del Centro Oceanográfico de Málaga, María del Carmen García, ha asegurado a este periódico que estas instalaciones, dependientes del Instituto Español de Oceanografía (IEO-CSIC) está a la espera de que se produzca la entrega de llaves de la nueva sede por parte de la constructora, en este caso Sando, que fue la adjudicataria de las obras de construcción. Un acto administrativo, puntualiza la directora, que está gestionado Segipsa (Sociedad Mercantil Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio).

"Estamos en la última fase del papeleo. Tenemos parte de la documentación del edificio y estamos en un proceso bastante avanzado. Yo creo que la entrega de llaves es inminente", avanza María del Carmen García, que mantiene los plazos de apertura anunciados por la ministra de Ciencia, Diana Morant, esto es, para finales del presente año.

Eso sí, el traslado de personal -el centro de Málaga cuenta con casi 90 personas en plantilla y espera aumentar hasta 95 empleados cuando acabe 2022- se hará por fases, reubicando en la nueva sede a los trabajadores que no tengan que hacer uso de los laboratorios.

"En esta primera fase se trasladaría el personal científico que no hiciera uso de los laboratorios o compaginaría despachos y si fuera necesario se trasladaría parte del personal de administración", afirma García.

En cuanto a los equipamientos que requiere este nuevo edificio, la directora aclara que todo el material y equipos científicos se mudarán desde las instalaciones en el Puerto Pesquero de Fuengirola -donde se encuentra desde los años 80- hasta su nueva ubicación en la zona de San Andrés. No obstante, tanto los laboratorios como los despachos como la zona de administración o almacén necesitan amueblarse, por lo que están en pleno proceso de compra para equipar todas las áreas.

"Es un edificio que cuenta con 10 laboratorios y uno húmedo, en total son 11 y son bastante grandes. Necesitamos campanas extractoras, armarios de seguridad... Necesitamos amueblar los laboratorios, más los despachos, el almacén, hay unas cámaras frigoríficas y congeladoras que hay que montar... Es un edificio muy grande que va a estar muy bien dotado y estamos en esa fase".

Por tanto, la idea es que a finales de año empiecen los traslados de personal mientras en paralelo se siguen ultimando las compras e instalaciones de material.

"El edificio del centro oceanográfico de Málaga se ha quedado pequeño y en algunos momentos obsoleto, tiene mucha plantilla y muchas responsabilidades en grandes proyectos que se gestionan desde aquí. Necesitamos nuevas medidas de seguridad, laboratorios... necesitamos que sea moderno y funcional", ha subrayado la directora del Centro. "Estamos muy ilusionados. Necesitamos un nuevo edificio, hacemos una investigación muy puntera y además necesitamos estar más conectados con la sociedad. Para nosotros volver a Málaga es conectarnos de nuevo con ella, tenemos que hacer actividades para darnos a conocer, que aquellos que no nos conocen sepan que volvemos".

Compartir el artículo

stats