Kiosco

La Opinión de Málaga

Crónicas de la ciudad

Flores vecinales frente al parque de San Miguel

En la calle dedicada al generoso médico malagueño Antonio de Linares Pezzi los vecinos plantaron hace lustros un llamativo frontal de tiestos con plantas en flor

El balcón de plantas en la calle dedicada al doctor Antonio de Linares Pezzi. A.V.

En 1998, el mismo año de su fallecimiento, el Ayuntamiento de Málaga dedicaba una calle al psiquiatra e internista malagueño Antonio de Linares Pezzi, quien durante 40 años mantuvo una consulta gratuita, primero en Capuchinos y más tarde en la avenida de la Aurora, para atender a los malagueños sin recursos.

La calle dedicada a este médico generoso y ejemplar, que vivió junto al sanatorio de mujeres de Capuchinos, institución que también atendía, escolta el parque y el Cementerio de San Miguel desde el final de la calle Rojas hasta la plaza del Patrocinio. El Ayuntamiento, por cierto, acortó por error su apellido y lo dejó en Linares, que es como llamar al alcalde Francisco ‘Torre’, y así ha quedado en el callejero. 

La calle en memoria de Antonio de Linares tiene a un lado una hilera de casas mata y enfrente el verde del parque y la paz encalada del camposanto, con el perfil del Monte de la Victoria o de San Cristóbal, al fondo a la derecha.

Pero desde hace muchos años, antes de que aquí se proyectara una zona verde, los vecinos de esta calle, en la parte más próxima a la plaza, ya exhibían un frontal bien ‘ajardinado’.

El parque de San Miguel desde el balcón de la calle. A.V.

El tramo en cuestión se adapta con unas escaleras que suben y al momento bajan el antiguo y pronunciado desnivel que había en la zona y que no se corresponde con el actual, algo que también sucede con otro grupo de casas de la calle Blas de Lezo casi pegadas al arroyo de los Ángeles.

En este caso, el desnivel se ha convertido en un prolongado balcón, abierto al paso peatonal, repleto de tiestos con plantas y flores, un pequeño rincón lleno de encanto que parece corresponder, a pequeña escala, a los árboles que tiene enfrente, entre ellos las eritrinas.

Pasear por la calle del entregado doctor malagueño es hacerlo por otra época o por cualquier pueblo pequeño de la provincia.

A lo largo de este paseo elevado el paseante estará escoltado por diversos tipos de cactus, scheffleras, lenguas de suegra, helechos, aspidistras, suculentas o geranios.

Por cierto que como el frontal blanco de esta balconada se llenaba de forma cíclica de pintadas analfabetas -alguna de ellas, por cierto, de puro acoso a una mujer-, el Ayuntamiento, finalmente, decidió a finales del año pasado convertir este lienzo en blanco en un enorme y colorido mural artístico, realizado por José Luis ‘Tenis’, vecino del barrio, con el doble mensaje ‘Cuida tu entorno’ y ‘Cuida tu barrio’.

La conjunción ‘arte-flores’ frente a una zona verde recuperada. Felicidades.

Compartir el artículo

stats