Las temperaturas siguen al alza en Málaga y este martes se podrán alcanzar hasta los 24 grados, la temperatura máxima prevista en la capital. Por otra parte, el termómetro no bajará de 17 grados y el cielo estará despejado. En el resto de la provincia la situación será parecida, con máximas entre 22 y 26 grados y mínimas entre 13 y 17 grados.

Se podrán notar algunas ráfagas de viento a lo largo de la Costa del Sol, sobre todo en Estepona, aunque aflojará en la zona oriental del litoral malagueño. La misma brisa se podrá notar en puntos del interior como Antequera, Campillos o Álora, donde las máximas serán algo más frescas que en el litoral.

El tiempo será soleado también el miércoles, cuando el viento de Levante suavizará algo las temperaturas, que seguirán su ascenso a finales de semana. Las mínimas serán altas en puntos de la Costa del Sol y la capital, cercanas a los 20 grados durante toda la semana, y algo más frescas en el interior.

El mismo panorama en todo el país

Esta situación será producto de las altas presiones sumadas a la influencia de una masa de aire subtropical sobre la península, que favorecerán los próximos días este episodio duradero de temperaturas altas para la época de entre 5 y 10 grados, e incluso entre 10 y 15, por encima de lo normal en amplias zonas del país. Durante los próximos 15 días, el escenario más probable arroja "temperaturas claramente por encima de lo normal en buena parte de nuestro país", ha avanzado Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), para añadir que la excepción a estas altas temperaturas será la costa mediterránea debido a que las brisas, que aún soplan frescas del Mediterráneo, tendrán a raya las temperaturas.

En cuanto a las lluvias, Del Campo ha señalado que serán "escasas en general", aunque a lo largo de la semana probablemente irá aumentando la inestabilidad atmosférica con algunos chubascos tormentosos, más probables en el norte peninsular y en puntos del sistema ibérico.

A final de semana se alcanzarán de nuevo los 30 grados en el Valle del Ebro, zona central de Castilla y León y zona centro también de la península; en el suroeste, especialmente en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir, se registrarán máximas entre 32 y 34 grados.

Los días siguientes, viernes y el fin de semana, se esperan nubes evolución diurna en el interior, más generalizada que en días anteriores, con probables chubascos en la meseta norte y zonas montañosas y registros altos para la época: el sábado es posible que suban de nuevo con más de 30 grados en amplias zonas del interior y más de 34 grados en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir.