Kiosco

La Opinión de Málaga

La compra de test de antígenos anuncia la subida de contagios de Covid-19 en Málaga

Los farmacéuticos coinciden en que el motivo de la venta se justifica por la aparición del primer síntoma más que por la prevención como ocurría en Navidad

Sonia Fuentes y Juan José Martínez en la farmacia Aznar Ruiz Alba Tenza

La compra de antígenos no solo se disparó en Navidad. Con la cifra actual de positivos en Covid-19 en Málaga, que vuelve a superar el millar de casos, la compra de los correspondientes test de antígenos vuelve a ocupar un papel importante en la vida de la sociedad. Desde el pasado viernes, la provincia ha notificado 1.177 casos, hecho que algunos farmacéuticos especifican como consecuencia directa de la eliminación de la mascarilla diferentes ámbitos. Sin embargo, entre esta cifra no se puede incluir la cantidad de personas que no declaran el resultado de su test comprado en farmacia, o las personas que siquiera se realizan la prueba. En este aspecto, es difícil establecer una cifra real de los contagios, pero sí hay algo claro: la compra de test de antígenos ha aumentado con la subida de los casos.

Archivo - Test rápido de coronavirus, foto de archivo Sina Schuldt/dpa - Archivo

La tasa de incidencia de los últimos 14 días referente a la población mayor de 60 años, se sitúa en 463,1 casos por cada 100.000 habitantes en la capital y 424,9 en la totalidad de la provincia, sin ser esta la más afectada de Andalucía. El aumento de la venta de antígenos viene conducido por esta subida de contagios, aunque en las farmacias visitadas en el Distrito Centro de Málaga, existen variedad de conclusiones. Marino Martínez, titular de la Farmacia Ferrándiz opina que "es posible que la compra haya aumentado, pero también es verdad que los precios son muy asequibles y a lo mejor compran alguno más por si al cabo de los días quieren hacerse otro".

Inicio de la subida de contagios

Por otro lado, la titular de la Farmacia Plaza de la Victoria, Pilar Guerrero, establece la Semana Santa como detonante para esa subida de contagio tan marcada, aunque, al contrario que Martínez, reconoce que "la compra de antígenos ahora mismo tampoco es una cosa muy exagerada, quizá ha aumentado un poco". En añadido a esta visión, Esther Aguilera, titular de la Farmacia María Martínez Aragón confirma lo mismo: "Después de Semana Santa sí que subió la compra de antígenos y de mascarillas por la subida de contagios, pero ahora mismo la verdad es que no" . Lo que quiere decir que la subida está pausada y no en crecimiento. Y, ¿cuál es el motivo de esa compra decidida antes de ir, en ocasiones, al médico? "La gente ahora ante cualquier síntoma compra un test de antígeno, pensando que es Covid, cuando también hay muchas gripes y alergias", añade Guerrero.

La bajada de precio de test antígeno también es un factor influyente para que compren más. Su precio máximo de venta es de 2,94€, tal y como lo aprobó el Ministerio de Sanidad. Martínez refuerza esta conclusión: "El cambio de precio ha sido bueno para todos, para el consumidor, el paciente y para nosotros porque nos hemos quitado un problema de encima". Él y otros farmacéuticos coinciden en que el desabastecimiento surge de una desregulación del propio mercado: "Si el mercado no está regulado, en un momento determinado podría aparecer un problema de salud pública, de alguna enfermedad o algo en concreto, es decir, podría volver a pasar lo mismo".

Por otro lado, todos coinciden en que, a pesar de que la cifra ha subido exponencialmente desde Semana Santa, nada es comparable a lo que sucedió en Navidad, siquiera el motivo de la compra del test de antígeno. En la farmacia Aznar Ruiz del Muelle Uno, su titular Sonia Fuentes y Juan José Martínez, coinciden en que "En navidad hubo gran aglomeración de personas que todo el mundo quería saber si era positivo por el tema de las celebraciones, todo el mundo quería saber sí había un contagio entre quienes se iban a reunir". Esto constituía un plan de prevención, algo que ya no justifica la compra a día de hoy, que se enmarca en la aparición de cualquier síntoma, según opinan los diferentes farmacéuticos.

Imagen de distintos tipos de antígenos.

Las vacunas y el trabajo de inmunización por parte de la Sanidad han sido efectivos, pero la población no puede confundir la eliminación de medidas como el uso de la mascarilla, con sus matices, con que ya no exista el coronavirus. Esto es algo de lo que un sector de la población sigue siendo muy consciente: "Las personas mayores están demasiado concienciadas, algunas incluso están obsesivas y no salen sin mascarilla a ningún lado, procuran evitar aglomeraciones. Precisamente no están haciendo ninguna cosa que no deban hacer", reconoce Martínez.

Entre las personas que más compran tes de antígenos, se establece el rango de edad entre 40-50 años. Algunos de estos farmacéuticos coinciden en que el motivo principal de la compra de este sector de la población es la aparición de un contacto estrecho por reuniones con amigos, positivos en el colegio de sus hijos o incluso por el mismo ambiente de trabajo. En cuanto a los más jóvenes, coinciden en que son sus padres los que se ocupan de ello porque ellos, por la edad, suelen ser más "imprudentes". El sector de los mayores, sin embargo, intentan no ir a comprarlo como modo de prevención absoluto a estar en contacto, aunque sí que asisten muchos con la razón de que un familiar visto hace poco ha dado positivo.

El sistema sanitario se ocupa, desde hace dos meses, de hacer pruebas solo a mayores de 60 años, pacientes de riesgos y personas con sintomatología muy grave. Es por ello que se debe recurrir a la farmacia a comprar un test de antígeno, una compra que según el testimonio de estas cinco farmacias, es equivalente a la subida de contagios del último mes.

Compartir el artículo

stats