Kiosco

La Opinión de Málaga

Elecciones en Andalucía

Inmaculada Nieto encabezará la lista malagueña de Por Andalucía

La confluencia de izquierdas vuelve a apostar por la provincia malagueña para presentar a su candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía, como ya sucedió en 2018 con Teresa Rodríguez

La candidata de Por Andalucía a la presidencia de la Junta, Inmaculada Nieto. EFE | Román Ríos

La parlamentaria algecireña de Izquierda Unida Inmaculada Nieto optará a la presidencia de la Junta de Andalucía por el frente de izquierda 'Por Andalucía' como la cabeza de lista por Málaga. De este modo, la confluencia de izquierdas vuelve a apostar por esta provincia para su cabeza de cartel como ya sucedió en 2018, cuando hizo lo propio con la ex de Podemos que ha refundado por su cuenta la anterior marca electoral Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez.

Málaga es una de las tres provincias en las que Izquierda Unida liderará la candidatura electoral tras el acuerdo que se cerró el pasado viernes -in extremis y con Podemos fuera de plazo- entre seis organizaciones situadas a la izquierda del PSOE: IU, Podemos, Más País, Verdes Equo, Iniciativa del Pueblo Andaluz y Alianza Verde.

Según explicaron fuentes cercanas a Por Andalucía, en la lista malagueña Inmaculada Nieto se verá secundada por un integrante de Podemos y el número 3 también le correspondería a Izquierda Unida, lo que perfila para esta plaza a otra mujer. Todo apunta a que será la exdiputada nacional Eva García Sempere, que fue la mujer más votada en las primarias internas de IU Málaga. Esto supondría el fin del periplo como parlamentario andaluz por Málaga del coordinador provincial de IU y compañero de viaje de la algecireña en la portavocía de grupo del Parlamento de Andalucía, Guzmán Ahumada.

Si Por Andalucía repitiera el resultado cosechado en 2018 en Málaga, los tres primeros puestos darían acceso a un escaño en el viejo hospital sevillano de las Cinco Llagas. Está por ver quién sería el elegido de Podemos y si quién finalmente intenta dar el salto como número 2 de la lista a Sevilla es el edil torremolinense José Manuel Piña, que fue el hombre más votado en la consulta de Podemos a sus militantes.

Esto descartaría la presencia en puestos de salida de alguno de los dos concejales morados en el Ayuntamiento de Málaga. Aunque Paqui Macías fue la mujer más votada en su formación, la lista cremallera le da el 1 y el 3 a sendas mujeres de IU. También existía la posibilidad de que concurriese en un puesto alto Nico Sguiglia, quien forma parte de la dirección regional y se hizo visible en la primera foto de familia que anunció el avance de las negociaciones. En cambio, en la foto de este miércoles en Sevilla no estaba él, sino Piña.

El embrollo burocrático existente en estos momentos -una vez que la Junta Electoral no contempla a Podemos oficialmente dentro del frente amplio- obligaría a presentar como independientes a los candidatos morados. De hecho, este encaje de los candidatos de la formación morada en las listas es una de las asignaturas que deben completar hasta del 16 de mayo -la fecha tope para registrar las listas- los responsables de 'Por Andalucía'. De momento, las discrepancias posteriores al polémico registro de la coalición han quedado aparcadas con la presentación oficial del proyecto, celebrada este miércoles por sus seis actores principales en Sevilla.

Inicialmente, habían pactado que Podemos encabezaría las listas en Cádiz -con Juan Antonio Delgado al frente tras aceptar a Nieto como candidata a la presidencia-, Córdoba, Granada y Huelva; Izquierda Unida las lideraría en Málaga, Jaén y Almería; y Más País se quedaría con el número 1 en Sevilla para presentar a la líder regional de la fuerza errejonista, la profesora universitaria Esperanza Gómez.   

Objetivo en Málaga

La reedición de los tres sillones de diputados por Málaga es el principal objetivo del que partiría Por Andalucía con cierto optimismo, una vez que los votos de los afines a Teresa Rodríguez no sumarían y se irían a parar al nuevo Adelante Andalucía. Esta fue, precisamente, la marca con la que Izquierda Unida y Podemos lograron unos 98.500 votos en los anteriores comicios regionales en la provincia de Málaga.

En aquella ocasión, otras dos de las fuerzas que ahora se han sumado al acuerdo -Verdes Equo e Iniciativa del Pueblo Andaluz- concurrieron juntas en otra papeleta que atrajo 3.000 sufragios en la geografía malagueña. El otro de los socios principales, Más País, no se presentó entonces a las andaluzas aunque un año después si hizo lo propio en las Elecciones Generales del 10-N y en Málaga cosechó casi 15.000 votos. Resulta llamativo que en aquellos comicios nacionales la suma de IU y Podemos calcó prácticamente el resultado de las andaluzas y obtuvo 97.800 apoyos en las urnas malagueñas.       

De vuelta al 2-D andaluz de 2018, la confluencia de izquierda fue la cuarta fuerza más votada en Málaga, por detrás de las tres que sí superaron la barrera de los 100.000 votos y empataron a cuatro escaños: PSOE, PP y Ciudadanos. El quinto partido más votado fue Vox, que rondó los 72.500 sufragios.     

Compartir el artículo

stats