Los trenes de Cercanías de Málaga han sido utilizados por 900.700 clientes desde que Renfe restableció el 100% de la oferta el pasado 4 de abril, según ha comunicado este jueves la compañía ferroviaria. Del total de viajeros, 840.400 viajeros han subido a los trenes de Cercanías de la Línea C-1 (Málaga-Fuengirola) y otros 60.300 lo han hecho a los trenes de la Línea C-2 (Málaga-Álora).

La compañía ferroviaria ha destacado este jueves la "progresiva normalización" de la movilidad en el Núcleo de Málaga, con una demanda que se sitúa ya al 85% de la que se registraba en abril de 2019 (último ejercicio pre-Covid y donde también coincidió en ese mes la celebración de la Semana Santa). Precisamente, durante los días de Semana Santa, 251.600 clientes han utilizado los trenes de Cercanías de Málaga en sus desplazamientos.

Renfe también ha resaltado que Málaga ocupa el primer lugar en el ranking de puntualidad de los servicios de Cercanías de España y el segundo de Europa, sólo superada por los trenes daneses. El acumulado de puntualidad de los trenes de Cercanías de Málaga fue del 98,18% el año pasado, mejorando así la media nacional de Cercanías que se situó en el 97,5%.

En la comparativa europea, sólo Dinamarca supera el dato puntualidad malagueño, con un índice del 98,9% en el pasado mes de noviembre. Según Renfe, el servicio de Cercanías de Renfe en Málaga mejora así los registros de puntualidad de los trenes de Cercanías de Alemania (97,5%), Suecia (95,7%) o Finlandia (95,2%).

"Esta garantía de fiabilidad es uno de los principales atributos del servicio para los desplazamientos habituales de los clientes que, tanto por trabajo como por motivos de turismo y ocio, eligen el tren de Cercanías para desplazarse entre la capital malagueña y las localidades de la Costa occidental y del Valle del Guadalhorce", ha señalado la empresa pública de transporte ferroviario.