La Policía Nacional ha detenido en la capital malagueña a dos jóvenes de 19 y 20 años, ambos sorprendidos cuando intentaban, supuestamente, hacer compras fraudulentas con tarjetas bancarias a nombre de terceros, en un centro comercial. Los sospechosos, que fueron arrestados por su presunta participación en un delito de estafa, tenían en su poder una decena de tarjetas de crédito y débito, ocultas en el interior de los zapatos, además de un datáfono y una pistola de aire comprimido.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 11.00 horas del pasado 7 de mayo en un establecimiento de una galería comercial de Málaga. Un dependiente avisó al personal de seguridad privada al detectar una maniobra sospechosa. Concretamente, el trabajador se percató de que dos clientes que sacarons unas tarjetas para abonar la compra de prendas por valor de 270 euros y no acertaron a pagar con ninguna de ellas. En ese contexto, los vigilantes se encargaron de retener a los sospechosos hasta la llegada de una patrulla de la Policía Nacional, cuyos agentes procedieron a la identificación de los dos jóvenes y a la inspección de sus pertenencias. Durante la misma, la dotación policial intervino a los chicos una decena de tarjetas de crédito y débito, algunas de ellas a nombre de terceros y otras no nominativas, así como un datáfono (dispositivo para cobrar a trávés de las tarjetas), una pistola de aire comprimido y una botella de alcohol, entre otros efectos, procediendo, a continuación, al arresto de ambos.