El secretario general del sindicato del Hábitat de Comisiones Obreras de Málaga, Juan Rueda, criticó ayer que todavía no se haya firmado el calendario de verano para el sector de la construcción en la provincia, a pesar de las numerosas reuniones mantenidas con la patronal desde principio de año. El sector emplea actualmente a unas 60.000 personas en Málaga. Rueda dijo que la propuesta sindical para la jornada intensiva de verano de siete horas abarca desde el 27 de junio al 2 de septiembre, algo que, según añadió, no aceptan los empresarios.

«Con esta actitud no quieren minimizar el riesgo del golpe de calor, estrés térmico, exposición al sol. En definitiva, hay poca implicación en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales», dijo CCOO, que advirtió de los trabajadores están dispuestos a movilizarse si el calendario es impuesto de forma unilateral por la Asociación de Constructores y Promotores de Málaga (ACP).