La Fiscalía de Málaga ha archivado la investigación abierta tras la denuncia por presuntas irregularidades relacionadas con la Cueva de 'La Maravilla Blanca', descubierta en la cantera de la fábrica de cemento en el entorno en el que está el complejo de la Araña, al considerar que no constan por el momento daños en la zona catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC) y que esa nueva cavidad no está dentro del entorno de protección.

La denuncia fue presentada por IU de Málaga ciudad, poniendo en conocimiento la realización de actividades de explotación de áridos con voladuras de gran calibre entre junio y septiembre de 2021 por parte de la empresa cementera en las inmediaciones de la 'Cueva Navarro', declarada como BIC, con posible afección a la nueva cavidad descubierta.

Ante esta denuncia, el fiscal de delitos contra la Ordenación del Territorio, Patrimonio Histórico y Medio Ambiente solicitó varias actuaciones como que el Seprona de la Guardia Civil investigara los hechos denunciados e informes a la Delegación de Cultura de la Junta, concluyendo que "no se desprende de los términos de la denuncia ni del atestado la existencia de indicios suficientes de delito contra el patrimonio" ni de ninguna otra infracción penal.

El fiscal señala que "las zonas donde se han llevado a cabo la voladuras posteriores se encuentran fuera tanto de la zona BIC como de su entorno de protección", además de que una vez la empresa tuvo conocimiento de la nueva cueva "atendieron a las indicaciones dadas por la Delegación Territorial de Cultura" y contrataron un estudio a una empresa especializada en patrimonio arqueológico.

Asimismo, en el decreto de archivo, al que ha tenido acceso Europa Press, se determina que sobre la cavidad conocida como 'La maravilla blanca', de la que se tuvo conocimiento unos meses antes de la denuncia, existe un error, porque está "lejos de la zona del entorno BIC de la 'Cueva Navarro'.

Al respecto, se pone de manifiesto que, según el estudio de dicha empresa especializada, esta cavidad "no existe evidencia de su origen antrópico", no perteneciendo, de momento, al patrimonio histórico andaluz, insistiendo en que "no se encuentra dentro de la delimitación BIC", por lo que "no le es aplicable el régimen jurídico que a dicho elemento le corresponde".