La Cámara de Comercio de Málaga ha acogido este miércoles la presentación de la campaña "La distribución comercial frente a la despoblación en Andalucía", impulsada por la Confederación Andaluza de Empresarios de Alimentación y Perfumería (CAEA) y la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta.

El secretario general de CAEA y presidente de la Cámara de Comercio de Málaga, Sergio Cuberos, ha explicado que el objetivo de la campaña, que se desarrollará en mayo y junio, es "informar y sensibilizar sobre la importancia del sector de la distribución comercial alimentaria para la vertebración social y económica de Andalucía y, en concreto, para frenar la despoblación". Cuberos ha resaltado el significativo papel del canal mayorista y de todos los eslabones de la cadena alimentaria: sector productor, industria, transformación, transporte, canal mayorista y plataformas logísticas, comercio minorista y canal horeca. En Andalucía, ha afirmado, no existen "desiertos alimentarios" y todos los ciudadanos tienen una tienda a menos de diez minutos de su casa.

La provincia de Málaga cuenta con 6.650 comercios de alimentación de los que 700 son supermercados. Esta distribución comercial juega, según CAEA, una triple función: social (garantizando el abastecimiento y evitando la despoblación), económica (generando riqueza y valor en los municipios), y medioambiental (reduciendo el impacto en emisiones, dado que el comercio de proximidad es el más sostenible al acudir andando a las tiendas el 90% de los consumidores y, por otra, la centralización de mercancías permite optimizar rutas y abastecer con un solo camión a muchos comercios). 

Cuberos ha aludido también a la coyuntura actual de subida de precios, escenario que "preocupa al sector, que se encuentra al límite ante los incrementos exponenciales de los costes en electricidad, carburantes y materias primas".

El responsable de CAEA ha asegurado que está haciendo "un gran esfuerzo en eficiencia y productividad para trasladar a precios del producto final lo menos posible el incremento de costes que sufren todos los eslabones de la cadena alimentaria, desde el campo hasta el lineal". 

Además, ha solicitado al Gobierno medidas urgentes como la rebaja del IVA de los productos de alimentación y gran consumo, así como que el segmento sea considerado gran consumidor esencial de energía "a fin de poder negociar tarifas más favorables con las compañías eléctricas".

A la presentación de la campaña han acudido también la delegada territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Carmen Sánchez, y la directora de "Sabor a Málaga", Leonor García-Agua, que han mostrado su apoyo a la campaña y felicitaron a CAEA por su labor.

Sánchez Sierra ha destacado que la cadena de distribución alimentaria en Andalucía y, concretamente, en Málaga, "es fruto de un esfuerzo incansable de empresarios productores y distribuidores mayoristas y minoristas, que se han dejado la piel para que los andaluces no notemos las tensiones a las que estaban sometidos, demostrando que la vocación de servicio está por encima de todo".

Por su parte, García-Agua, ha recordado que el canal de la distribución es "fundamental” para la vertebración territorial de Málaga y Andalucía. "Felicito a CAEA por la excelente campaña que está llevando a cabo, que pone en valor la labor del sector comercial, que ofrece las máximas garantías de abastecimiento, seguridad alimentaria y calidad, equilibrando los derechos de los ciudadanos vivan donde vivan", ha concluido.

La campaña consta de cuatro fases y desarrollará durante el mes de mayo y junio en todo el territorio andaluz, Con el eslogan "El milagro de la distribución", se desarrollarán mensajes tanto en soporte físico como on line para web y redes sociales. La campaña se difundirá también a través de CAEA y de sus empresas asociadas.