Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Laboral

El empleo de los jóvenes se reactiva en Málaga pero la tasa de paro no baja del 30%

El 2021 eleva un 38% la contratación y un 12% la cifra de afiliados aunque sin llegar al nivel prepandemia - Camareros y dependientes, lo más contratado

Una trabajadora de hostelería en Málaga. | ÁLEX ZEA

El mercado de trabajo de los jóvenes malagueños mejoró de forma muy sensible el pasado año, aunque sin llegar a las cotas de contratación y de trabajadores de antes de la pandemia, a expensas de que el sector servicios (donde se incluyen segmentos claves como hostelería, comercio y turismo) confirme a lo largo de este 2022 su plena recuperación. El último informe del Observatorio Argos de la Junta de Andalucía sobre el mercado de los menores de 30 años, publicado estos días, refleja que en 2021 se firmaron 235.313 contratos en la provincia, con un aumento del 38,4% en relación al año anterior, mientras que la media mensual de afiliados a la Seguridad Social (85.165) creció un 12,2%.

La recuperación es evidente, aunque no se alcanzan todavía los niveles de 2019, que fue el último ejercicio de actividad normalizada antes la irrupción del coronavirus: en aquel año se suscribieron más de 286.000 contrataciones y la afiliación de jóvenes superó las 92.300 personas.

Las dificultades de acceso al empleo para este colectivo siguen siendo en todo caso palpables: la tasa de paro está en un elevadísimo 32,8%, pese a mejorar el casi 40% del pésimo ejercicio de 2020. En 2019, justo ante del Covid, la tasa era del 29,3%, lo que refleja que el desempleo de la juventud es un problema enquistado que urge resolver. Málaga, eso sí, muestra una tasa por debajo de la media andaluza, que este pasado año se situó en el 35,4%.

La temporalidad siguió siendo en 2021, además, la norma en un mercado laboral malagueño muy sujeto a la estacionalidad: el 92,8% de los contratos que firmaron los menores de 30 años fueron temporales, frente a un 7,2% de fijos, en línea con años anteriores. Al menos, las altas indefinidas sí aumentaron en mayor porcentaje interanual: crecieron un 43,5% frente al 38% de subida de los temporales. Está por ver si la reforma laboral, aprobada en este 2022, aumenta el peso de la contratación indefinida entre la población joven.

Málaga registró en 2021 el mayor avance del mercado laboral de los jóvenes de todas las provincias andaluzas

En cualquier caso, Málaga registró en 2021 el mayor avance del mercado laboral de los jóvenes de todas las provincias andaluzas. La comunidad, de media, vio aumentar un 23,7% contratación y un 12,2% el número de ocupados. La provincia malagueña se resarce así en parte del tremendo descalabro registrado en el año precedente (también el mayor de toda Andalucía), que estuvo muy influenciado por el significativo peso de la hostelería o el turismo. La pandemia desactivó prácticamente por completo aquella campaña turística de 2020 y con ella, todo la dinámica de empleo estacional que aprovechaban los jóvenes. Así que resulta lógico que en 2021, con la progresiva mejora turística, la recuperación del mercado laboral en Málaga haya sido también más intensa de toda la geografía andaluza.

El informe de Argos detalla que en 2021 las ocupaciones de camarero; dependiente en tiendas y almacenes; peón agrícola; peón de industria manufacturera; monitores de actividades recreativas y de entretenimiento; personal de limpieza; ayudante de cocina; peón del transporte de mercancías y descargadores; administrativos; y mozos de equipaje y afines conformaron el grupo de diez profesiones más contratadas, concentrando entre ellas casi la mitad de todos los contratos que los jóvenes firmaron en la provincia el pasado año (en concreto, unos 121.322, el 51,5%).

El puesto de camarero es, de largo, el que más contratos genera y, también, el que ha sufrido un mayor crecimiento en 2021, debido sin duda a la progresiva normalización de la actividad después de que en 2020 la hostelería sufriera en varios momentos del año cierres de actividad. En concreto, el pasado año se firmaron 42.186 para ese puesto, un 81% más.

Los dependientes en tiendas y almacenes, con 19.334 contratos, avanzaron un 47% desde los casi 13.100 suscritos el año anterior, evidenciando también la mejora que el comercio también sufrió mucho. La tercera ocupación más contratada fue la de peón agrícola, con casi 13.000 altas, algo por debajo en este caso de las 13.500 del año precedente, algo que puede explicarse por el hecho de que hubo jóvenes que se refugiaron en las tareas agrícolas cuando el turismo y el comercio bajaron el pistón debido al estado de alarma y que, un año después, volvieron a a su actividad habitual. Le siguen en la lista, completando el top 5 de ocupaciones más contratadas, los peones de las industrias manufactureras, con casi 11.700 contratos, y los monitores de actividades lúdicas (casi 7.000).

El análisis de la contratación por sectores revela que el segmento de los servicios sigue copando la mayoría de los contratos a los jóvenes, con un 81% del total de los que firmaron el pasado año en la provincia Málaga (191.395).

En cuanto a los municipios, lógicamente son Málaga capital y Marbella los que más contratos realizaron dado su mayor peso poblacional, con 87.623 y 22.573 altas respectivamente. Entre ambas localidades concentran el 46% de los contratos a jóvenes suscritos en la provincia.

Compartir el artículo

stats