Kiosco

La Opinión de Málaga

Vecinos

Cuando las grietas toman el barrio de Haza Cuevas

Los vecinos de cinco bloques con importantes grietas las achacan a unas obras de Emasa y reclaman al Ayuntamiento que costee las reparaciones, en las que llevan gastados 200.000 euros. El concejal de Urbanismo señala que se están estudiando las demandas vecinales

Un vecino muestra una de las grietas de su vivienda, que recorre la pared de su dormitorio. A.V.

Las grietas son tan ágiles que recorren toda la fachada hasta alcanzar al tejado; a su paso, desprenden farolas y en el interior del bloque, parecen haber subido las escaleras de tres en tres para rajar peldaños, recibidores, cocinas, salones, azulejos y dormitorios, sin detenerse en nada .

«Hasta a las personas que vienen a traer los pedidos de los supermercados les da cosa subir porque tiembla la escalera», cuenta Susana Benedicto, vecina cuyos padres viven en el bloque más afectado por las grietas, el número 8 de la calle Alférez Huelin Vallejo, en la barriada de Haza Cuevas, el antiguo grupo Nuestra Señora de la Victoria del año 1946, entre Ingeniero de la Torre Acosta y Martínez Maldonado.

«Viven aquí porque hay que vivir», resume Manuel Díaz, el administrador de los cinco bloques del barrio que, hasta la fecha, lucen estas preocupantes grietas. El administrador calcula que en total hay afectados más de un centenar de vecinos.

Un grupo de vecinos afectados, el pasado miércoles con el administrador de los bloques, Manuel Díaz. A.V.

En la mano sostiene uno de los cinco informes técnicos, uno por cada bloque, encargado por los vecinos y realizado «por un conocido arquitecto». Todos los informes concluyen que las grietas tienen como origen unas obras de Emasa realizadas entre 2017 y 2018 que, recalcan los vecinos, no estuvieron especialmente planificadas: «Esta misma calle la abrieron tres veces, la primera para meter la canalización de aguas, la segunda para el saneamiento y la tercera para los bordillos y la acera nueva», señala Regino Zafra, vecino de Alférez Huelin Vallejo, 8.

Como detalla el administrador, en 2018 llovió bastante y con las zanjas abiertas en el barrio «el agua se filtró debajo de los cimientos».

Las grietas recorren la fachada de los bloques A.V.

Un segundo problema, detalla Manuel Díaz con respecto a la calle del bloque más dañado, es que al nivelar el bordillo con la carretera, para que queden igualados «se ha formado una piscina y la única forma de sacar agua es con esta arqueta», indica, al tiempo que señala una pequeña arqueta en mal estado.

El tercer problema que vino de mano de la obra de Emasa, considera el administrador, ha sido la retirada, en algunos puntos, de piedras que en realidad formaban parte de la cimentación del edificio. «Entiendo que no sabían lo que era y ya con la entrada del agua, el edificio ha cedido», lamenta Manuel Díaz.

Como explican los vecinos, la aparición de las grietas, en el mismo año 2018, cuando finalizaron las obras de Emasa, conllevó la visita de los bomberos y la advertencia municipal de que debían arreglar los desperfectos si no querían exponerse a multas o incluso «a la declaración de ruina», cuenta Susana Benedicto.

También aparecen a lo largo de la escalera. A.V.

El préstamo

Por este motivo, los cinco bloques, en el caso del edificio con más grietas, con seis pensionistas, un parado y sólo un vecino que trabaja, tuvieron que pedir un préstamo. En total, en la primera fase de las obras, que ha incluido la consolidación de los cimientos dañados mediante micropilotes, ya llevan gastados unos 200.000 euros, informa el administrador, con la mala suerte de que los vecinos de Alférez Huelin Vallejo, 8 tuvieron que pedir un segundo préstamo, porque el primero fue a parar a una empresa que al poco tiempo se declaró en suspensión de pagos.

Para la segunda fase de la obra, explica Manuel Díaz, hay que dejar un intervalo de un año para que los bloques se asienten.

De la difícil situación de los vecinos de Haza Cuevas se hablará en el próximo pleno del 26 de mayo, a raíz de una moción que presentará el grupo municipal socialista. Además, los vecinos confirman que varios de ellos tomarán la palabra durante el pleno.

«En febrero de 2021 entregamos los informes técnicos de los cinco bloques al Ayuntamiento, en el que se le solicitaba que se hiciera cargo de este problema; han pasado 15 meses y todavía no han contestado», lamenta el administrador.

Detalle de una importante grieta en la escalera. A.V.

Respuesta del Consistorio

El concejal de Urbanismo, Raúl López, mostró ayer jueves su «total apoyo» a los vecinos y a su deseo de que sean atendidos.

Además, señaló que «la postura de la Gerencia de Urbanismo es atender, valorar y contemplar cualquier opción, pues para eso nuestras actuaciones están respaldadas por los seguros en el que caso de que hubiera una afección. Ahora mismo estamos estudiando la documentación y daremos una contestación lo más razonada, razonable y empática posible», recalcó.

Compartir el artículo

stats