La Guardia Civil investiga a dos vecinos de Soria y a otro de Málaga como presuntos autores de un delito de falsedad documental en grado de tentativa, al intentar conseguir dos permisos de conducir nacionales falsos a cambio de una cantidad de dinero para evitar así realizar los preceptivos exámenes en la Jefatura Provincial de Tráfico.

La investigación se enmarca en la 'Operación IVEA', la cual permitió la identificación de las dos personas que supuestamente ofrecían los documentos falsificados. Localizado uno de ellos, vecino de Málaga, se le investigó por el delito de falsedad documental y, también, de estafa, han informado a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Soria.

Los delitos de falsedad documental y estafa pueden implicar una pena de prisión de seis meses a tres años cada uno de ellos, han señalado las mismas fuentes.