Kiosco

La Opinión de Málaga

Natalidad

Málaga no logra recuperar los niveles de nacimientos previos a la pandemia

La provincia ha contabilizado en los primeros tres meses de este año 2.925 nacimientos, lo que supone un leve incremento respecto al año pasado pero una caída del 8,7% en comparación con las cifras registradas antes del Covid

Málaga es la segunda provincia andaluza en número de nacimientos. | L.O.

La natalidad se mantiene en su línea descendente en la provincia de Málaga que, pese a ser una de las zonas españolas que más nacimientos registran, no logra recuperar los datos previos a la pandemia. Así lo reflejan los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) de estimación mensual de nacimientos, que indican que en el primer trimestre de este 2022 Málaga ha logrado subir levemente los recién nacidos registrados con respecto a la misma fecha del año pasado, pero sigue sin alcanzar los datos previos a la pandemia y se mantiene en los datos históricos más bajos.

Así, entre enero y marzo nacieron en la provincia de Málaga 2.925 niños, dos más que en el primer trimestre de 2021. Eso supone un imperceptible aumento del 0,09%. Sin embargo, si se comparan las cifras con las registradas en los primeros meses de 2019, el descenso contabilizado en el número de nacimientos es del 8,7%. Esta caída es más leve que la registrada en los dos meses anteriores, pero aún así sitúa a Málaga por debajo de los números que se daban antes de la llegada del coronavirus.

Pese a que la pandemia haya podido tener un efecto en la natalidad que aún se está dejando ver, esa caída era ya una vieja conocida de Málaga. La provincia registró sus cifras más altas de nacimientos durante los años del boom de los 2000, motivadas por la llegada de familias jóvenes en busca de un futuro laboral y por la bonanza económica, pero una vez llegados los malos tiempos la natalidad entró en una época de descensos de la que no se ha podido recuperar y que se agravó con la pandemia.

Los datos del INE indican además que Málaga se sitúa entre las diez provincias con más nacimientos en el primer trimestre del año, aunque esa tendencia a la baja se refleja del mismo modo en que este mes de marzo de 2022 ha sido el primero desde 2016 en el que se han registrado menos de mil nacimientos.

Con respecto a las cifras de 2021, el pasado año nacieron en la provincia 12.595 niños, más que en 2020 pero también por debajo de las cifras prepandemia. En el pasado ejercicio, nacieron 648 niños menos que en el mismo periodo de 2019, año además en el que ese descenso interanual había sido más tenue.

En comparación con 2020, primer año del coronavirus, hubo un ligero repunte en 2021, con 78 nacimientos más registrados en la provincia, lo que supuso un aumento porcentual del 0,62%.

A nivel andaluz, Sevilla y Málaga lideran los nacimientos en la comunidad, en la que se ha registrado una caída del 11% con respecto a 2019 y de un 1,2% en comparación con el año pasado.

En España, la natalidad aumenta un 3% con respecto a 2021 pero baja un 8% comparada con 2019.

Las españolas, las europeas que más dan a luz después de los 40

Las españolas son las ciudadanas de la Unión Europea que más dan a luz después de los 40 años, ya que en un 10,2% de los partos de 2020 las madres habían sobrepasado esa edad, según datos de la oficina de estadísticas europea, Eurostat, que publicó esta semana su edición interactiva de 2022.

En este registro, a España le siguen Irlanda e Italia (ambas con un 8,8% de los partos después de los 40 años), Grecia (8,4 %) y Portugal (8,0 %), mientras que Rumanía y Eslovaquia se encuentran en el punto opuesto de la clasificación (las dos con 3,4%).

En el cómputo global de la UE, los nacimientos después de los 40 se han duplicado entre 2001 y 2020, pasando de un 2,4% a principios de siglo a un 5,5% en 2020, y han aumentado en todos los Estados miembro.

Por otro lado, la edad media de las madres primerizas ha aumentado desde los 28,8 años en 2013 hasta los 29,5 años en 2020, aunque hay países por encima de esa media, como los casos de Italia (31,4 años de media a la hora de tener el primer hijo), España (31,2) y Luxemburgo (31,0). Por contra, las madres primerizas más jóvenes se registraron en Bulgaria (26,4 años), Rumanía (27,1) y Eslovaquia (27,2).

La edad a la que las personas se casan por primera vez también ha aumentado en todos los Estados miembro entre 2001 y 2020, tanto para mujeres como para hombres, y en países como Bélgica, España e Italia ese incremento ha sido de más de 5 años. En ese sentido, España es el segundo país de la UE donde la edad media es más avanzada a la hora de casarse por primera vez (34,9 años para las mujeres y 37,2 para los hombres), solo por detrás de Suecia (34,8 y 37,5, respectivamente).

Compartir el artículo

stats