Kiosco

La Opinión de Málaga

Informe de propuestas Empresariales para la Recuperación 2022 de la CEM

Los empresarios dicen que Málaga ha recuperado su economía prepandemia pero avisan del impacto social de la "hiperinflación"

La CEM avisa de que el contexto "incierto y volátil" amenaza el ritmo de recuperación y reconoce que bajar el paro sigue siendo el gran reto - Lanza un mensaje de moderación en cuanto a subidas salariales - Afirman que hay falta de trabajadores cualificados para cubrir puestos en muchos sectores

Los responsables de la CEM, en la presentación del informe de propuestas empresariales para la recuperación económica. Álex Zea

La Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) afirma que la provincia ha recuperado ya sus niveles de actividad y de empleo propios de la época previa a a la pandemia pero alerta de que los tiempos siguen siendo "de gran incertidumbre", en un escenario marcado por la delicada situación internacional (la invasión rusa de Ucrania) y por una "hiperinflación" que amenaza tanto el ritmo de recuperación de la economía y de las empresas como el poder adquisitivo de las familias. El presidente de la CEM, Javier González de Lara, ha asegurado este martes, tras la asamblea general ordinaria de la patronal malagueña, que el contexto es "incierto y volátil", por lo que ha demandado a las administraciones un apoyo público a las empresas en su vertientes financiera y normativa.

"Sin duda, Málaga ha recuperado estándares económicos potentes, pero no es suficientes, no podemos caer en la autocomplacencia. Hay también un factor social, muchas familias que se están quedando descolgadas", ha admitido. Ante ese escenario, la CEM pide a los responsables políticos un marco donde las empresas puedan "funcionar con relativa normalidad, para estar bien posicionados", ha dicho.

El diagnóstico de la CEM, recogido en el informe "Propuestas Empresariales para la Recuperación Económica 2022", estima que la economía andaluza podría crecer este año en línea con España, "favorecida por un menor peso de la energía en su economía, así como por la menor exposición a los cuellos de botella internacionales, además del efecto compensador del turismo". Y en lo que atañe a Málaga, aunque las perspectivas de crecimiento del PIB para 2022 puedan verse atenuadas por el contexto ya descrito, se observa una evolución muy favorable en cifra de empresas dadas de alta en la Seguridad Social, autónomos, creación de empleo y exportaciones, al margen de que las perspectivas turísticas para el verano son buenas.

"Es el momento de profundizar en medidas regulatorias que faciliten la inversión, que eliminen trabas y burocracia, que permita la flexibilidad y la diversificación, que impulse la internacionalización, y que facilite el proceso transformación digital que la sociedad demanda", afirma la CEM.

En todo caso, y en cuanto a los salarios, González de Lara ha mandado un mensaje de "moderación y prudencia" de cara a la negociación colectiva en este 2022, afirmando que para las empresas no es asumible encarar incrementos significativos. "¿Alguien cree que una empresa pueda pagar un 8% de subida salarial cuando acaba de salir de la crisis del Covid y la energía está disparada un 300%? Siempre buscaremos el acuerdo, pero con equilibrio y unos parámetros naturales", ha manifestado González de Lara en la presentación del informe, a la que, entre otros invitados, también han estaban los responsables de CCOO y UGT en Málaga, Fernando Cubillos y Soledad Ruiz, respectivamente. El responsable de la CEM ha recordado que son pocos los convenios colectivos indexados al IPC pero, en todo caso, ha señalado que habrá que negociar en cada sector, atendiendo también a elementos como la productividad.

El responsable de la CEM, que también preside la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), ha destacado que otro de los grandes problemas actuales es la dificultad de encontrar trabajadores cualificados en sectores como las nuevas tecnologías, la construcción o la hostelería y el turismo, en un momento de altísima demanda por parte de las empresas. Ante ello, ha demandado el impulso de la Formación Profesional, especialmente la Formación Dual, y el refuerzo de los programas de formación en sectores con perfiles no cubiertos.

"Es un auténtico problema social. Hay que impulsar estos mecanismos de recualificación. No sabemos resolver este problema y lo podemos pagar caro", ha advertido González de Lara, para quien el gran reto de la economía malagueña y andaluza sigue siendo el paro (hay casi 780.000 desempleados en la comunidad, de los que cerca de 146.000 están en la provincia).

En clave andaluza, y con las elecciones del 19 de junio a la vuelta de la esquina, el representante de la patronal ha reclamado a los partidos "una política económica que incentive el talento y la inversión", además de una política fiscal para las empresas "más justa". "Estamos en una zona media de carga, todavía se le puede dar una vuelta de tuerca y bajara más", ha comentado. 

En cuanto a la recuperación económica, consideran que es una dinámica que se acaba de iniciar, y que todo apunta deberá mantenerse en el tiempo. "Un proceso en el que es necesario seguir contando con el apoyo público, si bien es necesario incrementar el grado de participación empresarial en la toma de decisiones", señala el estudio, que ha sido presentado por la vicepresidenta ejecutiva de la CEM, Natalia Sánchez. Málaga, según el informe, ejerce de "motor económico" de la comunidad andaluza, además de ser un enclave cultural "de primer orden con buenas infraestructuras de la comunicación y el transporte y nexo entre el litoral y las provincias de interior".

"Nuestra provincia, que es ya una marca internacional por derecho propio en lo turístico y lo tecnológico, debe seguir posicionándose como un polo atractor de inversiones, en consonancia con su papel tractor de la economía y la generación de empresas y empleo en la región", sostiene la CEM.

Impresiones de los empresarios de cada sector

En el acto han intervenido diversos representantes empresariales para ofrecer la visión de cada sector. El presidente de la patronal agraria Asaja Málaga, Baldomero Bellido, ha lamentado que hay agricultores y ganaderos que abandonan la actividad debido a los bajos precios en origen de muchas de las producciones y marcos regulatorios que, a su juicio, no protegen al sector, caso de la nueva PAC.

Por el ámbito de la industria, el director de Estrategia y Transformación de Financiera Y Minera, Tomás Azorín, ha recordado que en Málaga el peso industrial es sólo del 5%, por debajo del 12% andaluz y el 14% nacional, y muy alejado del objetivo del 20% que marca la UE. Por ello, ha pedido una estrategia industrial a futuro en la comunidad, un marco atractivo de inversión, el refuerzo de la seguridad jurídica y bajar la burocracia. También ha reclamado inversiones logísticas y para el corredor mediterráneo.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Constructores y Promotores de Málaga (ACP), Juan Manuel Rosillo, ha señalado que su sector vive un momento de bonanza (65.000 trabajadores en la provincia, cifras óptimas de venta de viviendas, etc) ensombrecido por una "hiperinflación" del coste de las materias primas, que hace muy difícil cumplir con los presupuestos de obra, sobre todo en los contratos públicos. Rosillo ha pedido a los ayuntamientos que se adhieran al decreto que permite, de forma excepcional, la revisión del precio estos contratos, y ha aprovechado para demandar también a los poderes públicos que cedan suelo sin uso para edificar viviendas asequibles. Además, también ha alertado de los grandes problemas que está encontrando el sector para encontrar trabajadores.

Desde el ámbito del turismo, el vicepresidente de la confederación hotelera CEHAT, José Carlos Escribano, ha reclamado un entorno "seguro" tanto a nivel sanitario como institucional para poder "competir" en el arco mediterráneo, y se ha sumado a la denuncia sobre las dificultades de encontrar trabajadores, en su caso para el sector hotelero y hostelero. También ha pedido inversión pública para mejorar la movilidad de la N-340 y para el tren litoral. "Tarda menos un turista de venir de Gran Bretaña a Málaga, que del aeropuerto a Marbella", ha dicho. Los hoteleros quieren además que Aena refuerce las conexiones aéreas de Málaga con destinos de larga distancia como Estados Unidos, México o China. Y apoyan el decreto andaluz sobre viviendas turísticas para limitar su actividad. "Se han generado problemas de convivencia entre visitantes y residentes, y se ha desplazado a gente de los centros de las ciudades", ha señalado.

Por parte del sector de nuevas tecnologías, el presidente de Andalucía Aerospace, Antonio Gómez-Guillamón, ha señalado que la innovación vive tiempos de bonanza en Málaga, pero ha advertido de que no deben caer en la "autocomplacencia". "El Consejo de Ministros ha aprobado el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) de microchips con 12.200 millones de inversión. Pues el PTA de Málaga, con el Instituto Ricardo Valle de Innovación, tiene proyectos al respecto", ha comentado. Gómez-Guillamón ha destacado, por último, que las empresas tecnológicas también sufren la falta de oferta suficiente en el mercado de personal cualificado.

Compartir el artículo

stats