El Ayuntamiento ha aprobado este jueves, con la unanimidad de todos los grupos, una moción institucional por la que se insta al equipo de gobierno a que "a la mayor brevedad posible" estudie el informe técnico presentado hace 15 meses por los vecinos de cinco bloques de Haza Cuevas, en el que que achacan a unas obras de Emasa las grandes grietas que han aparecido en sus viviendas.

La moción también señala que la respuesta a su reclamación patrimonial debe hacerse "sin perjuicio de la búsqueda de ayudas y soluciones a los problemas de los vecinos, acudiendo si es necesario a la colaboración de otras administraciones".

Precisamente, el pasado martes los concejales de Urbanismo, Raúl López; Cruz de Humilladero, Teresa Porras y Sostenibilidad Medioambiental, Gemma del Corral, se reunieron con los representantes de los bloques y estos respaldaran por mayoría (cuatro bloques a favor y uno en contra) iniciar una mesa de trabajo, informó este jueves el administrador de los bloques Manuel Díaz.

El compromiso municipal, informó Díaz, será estudiar los informes técnicos (uno por bloque) remitidos por los vecinosy dar una respuesta. En caso de que la respuesta fuera negativa se presentar un contencioso, destacó el administrador, que añadió:«Por lo menos hemos conseguido lo que queríamos, vamos a darles una oportunidad».

Manuel Díaz señaló que la primera reunión de la mesa de trabajo tendrá lugar el próximo lunes y que esa misma semana se informará de la situación a los vecinos, junto con los abogados de los bloques.

Como informó este periódico, los vecinos responsabilizan de los daños a una obras de Emasa realizadas en la barriada entre 2017 y 2018, momento en el que empezaron a surgir las grietas. Hasta la fecha, los vecinos llevan gastados 200.000 euros en reparación de los daños, aunque los bloques presentan todavía importantes grietas.