Kiosco

La Opinión de Málaga

Urbanismo

Duras críticas vecinales a la reforma de las plazas de San Pedro Alcántara y del Teatro

La Asociación de Vecinos Centro Antiguo señala que la renovación de las dos plazas restará calidad de vida a los vecinos y estudia trasladar la queja a Europa, dado que está costeada con fondos FEDER en un 80 por ciento

Bancos corridos y asientos proyectados en la plaza del Teatro. La Opinión

La Asociación de Vecinos Centro Antiguo estudiará llevar a la Unión Europea su oposición a la reforma de las plazas de San Pedro Alcántara y la del Teatro, dado que cuenta con fondos europeos (está cofinanciado en un 80 por ciento por la UE a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional), informó a La Opinión su presidente, Carlos Carrera.

El anuncio el pasado martes de que el Ayuntamiento ha contratado las obras para renovar estas dos céntricas plazas ha causado gran malestar en el colectivo que representa a los vecinos que viven en el Centro Histórico, porque considera que la Gerencia de Urbanismo ha hecho oídos sordos a sus alegaciones «y se creará un problema donde antes no lo había», indicó Carlos Carrera.

El dirigente vecinal manifestó que «salvo algún detalle anecdótico, las alegaciones presentadas por los vecinos no se han atendido y, personalmente, me molesta esta actitud porque las reclamaciones que hacen los vecinos de ese entorno son absolutamente razonables».

«Falta de respeto a los vecinos»

Por su parte Joaquín Navas, vecino de la plaza de San Pedro Alcántara, miembro de la asociación de vecinos y representante de este colectivo en la mesa de trabajo de Carretería-Álamos, calificó la actitud municipal de «una falta de respeto a los vecinos» y recordó que los fondos FEDER «están establecidos para mejorar la calidad de vida de los vecinos y exige que el Ayuntamiento se reúna con los vecinos y las actuaciones se consensúen, algo que no ha ocurrido».

Joaquín Navas recordó que los vecinos «no hemos negociado nada y ni siquiera nos hemos reunido presencialmente» y subrayó que «haremos lo imposible por transmitir en Europa la falta de procedimiento por parte del Ayuntamiento y el descontento, porque este ha sido un planteamiento absolutamente autoritario, nada democrático y sin participación de los vecinos». 

Como informó La Opinión el pasado mes de abril, las mayores críticas se centran en los asientos corridos que rodearán el ficus de la plaza del Teatro, además de varias sillas fijas, así como en los asientos corridos que ocuparán una importante extensión de la plaza de San Pedro Alcántara.

«Hablan de espacios para que la gente se siente y admire el ficus (de la plaza del Teatro). Vamos a ver, cruzando la calle hay un kebab con permiso 24 horas para comer y le están poniendo las mesas y las sillas para que, cuando salgan a las 4 ó 5 de la mañana, se vengan a comer el kebab y molesten a los vecinos», argumentaba entonces Joaquín Navas.

En un escrito de los vecinos enviado al OMAU en 2021, la asociación alertaba de que podría reproducirse la situación de la reformada plaza del Teatro Cervantes, donde la instalación de un banco alargado ha supuesto la extensión de un negocio vecino de comidas y la creación de un foco de ruido.

Los vecinos también pedían que el parque infantil musical proyecto en la plaza de San Pedro Alcántara no tuviera instrumentos musicales, por el riesgo de ruido, al hacer de «cajas de resonancia» en este espacio cerrado.

Asientos corridos para la plaza de San Pedro Alcántara. L.O.

Las alegaciones fueron contestadas por la Gerencia de Urbanismo en abril de 2021: con respecto a los juegos musicales, los técnicos respondieron que los mantendrían pero con forros de fieltro en mazas y martillos para aminorar el ruido.

En relación a las críticas por la instalación de tantos asientos, los técnicos de Urbanismo contestaron que las propuestas vecinales era «contradictorias con los objetivos que quieren conseguirse con la configuración de la plaza propuesta».

Joaquín Navas criticó esta respuesta y pidió al Ayuntamiento «que por lo menos reúna a los vecinos y razone por qué; es muy triste que el Ayuntamiento no sea consciente de que es un servidor público que tiene que estar al servicio de la población». 

Compartir el artículo

stats