Por fin ha llegado ese momento tan esperado para los romeros malagueños. Después de dos años sin Romería del Rocío a causa de la pandemia, el camino hacia la Aldea se ha puesto de nuevo en marcha. Y este 2022 con más ganas que nunca. Ayer la Real Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Málaga inició su peregrinación hacia Huelva tras una misa oficiada a las 08.00 horas en la parroquia de la Santísima Trinidad.

Antes de su partida la hermandad realizó un recorrido por algunas zonas del Centro Histórico hasta la parroquia de San Lázaro, en el barrio de la Victoria. El itinerario se retrasó durante más de una hora, ya que los bueyes no podían andar con normalidad por la calzada y tuvieron que ser sustituidos por un vehículo con un remolque adaptado. «Hemos estado paralizados más de una hora en Atarazanas por que los bueyes no podían seguir el recorrido con el Simpecado», señala Antonio Gámez uno de los malagueños que realizarán el camino hasta la aldea onubense.

La Real Hermandad del Rocío de Málaga inició ayer su camino hacía la aldea. Gregorio Marrero

A pesar de este inconveniente los romeros pudieron realizar su acto con normalidad y sobre todo con mucha alegría, ya que llevaban más de dos años sin poder disfrutar de la salida en Romería de la Virgen de la Rocío. «Este año hay más gente de la hermandad que va hacer el camino, sin duda es un año muy especial ya que lo hemos cogido con muchas ganas», dijo Jesús Delgado. «Las ventas para esta romería han multiplicado a las de 2019», señaló Paula Villasana dueña de la tienda de complementos flamencos Victoria Real. Málaga ya está de camino al Rocío más especial.