Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Derribo

El Ayuntamiento de Málaga quiere paralizar el derribo de Antonio Martín

El Ayuntamiento responde a la petición de la Junta de Andalucía para justificar el "interés público" para mantener el restaurante, así como su viabilidad con el plan de peatonalización del litoral

Fachada del Antonio Martín. Arciniega

El Ayuntamiento de Málaga ha echado un importante capotazo al merendero Antonio Martín, que se enfrenta desde hace meses al derribo de sus instalaciones por orden de la Demarcación de Costas.

En concreto, el Consistorio malagueño ha respondido a la llamada de ayuda que la Junta de Andalucía le hizo el pasado marzo para que justificase el "interés público" de este restaurante de la playa de la Malagueta y argumentase, además, su viabilidad con el plan de peatonalización de la zona litoral -desde el Hotel Miramar hasta Muelle Heredia- presentado por el ente municipal.

De esta manera, la Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible de la Junta pretende armar el expediente por el que está tramitando una nueva concesión para el mítico merendero de la capital, que ve peligrar su futuro desde diciembre del año pasado.

Así, el Ayuntamiento de Málaga solicita explícitamente el "mantenimiento" del restaurante debido a que está "integrado en la ciudad consolidada y estar recogido en la planimetría de la ordenación urbanística del vigente Plan General de Ordenación Urbana de Malaga". Asimismo, pide que se suspenda la decisión de la Dirección General de la Costa y el Mar, en la que se determinaba la demolición del establecimiento.

En esto último, el Consistorio entiende que el intéres público está "justificado" y que no procede demoler "al haber sido construido bajo título habilitante y estar consolidado en la historia de la ciudad de Málaga, al formar parte como hito importante del origen del barrio de la Malagueta, contando con una antigüedad de más de 135 años de historia", según se recoge en un documento expedido por el Área de Ordenación del Territorio y firmado por el concejal delegado Raúl López.

En su exposición de motivos, se destaca que el merendero Antonio Martín fue construido en 1958 y que ocupa una superficie de 1.524 metros cuadrados sobre dominio público marítimo terrestre.

En cuanto al plan de peatonalización, el denominado Plan Litoral de Málaga -añadirá 65.000 metros cuadrados de espacio peatonal y zonas verdes, incluyendo el soterramiento del tráfico en el Paseo de los Curas para poder ampliar el Parque de Malaga en 18.000 metros cuadrados y completar así la conexión peatonal con el Muelle Dos del Puerto-, que fue precisamente el detonante de la resolución de Costas de derribar el edificio, el Ayuntamiento de Málaga entiende que el proyecto está aún en una fase embrionaria y que el Antonio Martín no supone un obstáculo para su desarrollo, además de encontrarse integrado en el Plan General:

"Al encontrarse el Plan Málaga Litoral en fase de realización de diversos estudios previos, contratación y ejecución de varios análisis y anteproyectos sobre la viabilidad económica de la operación y las diferentes piezas que la componen, la continuidad en el dominio público marítimo terrestre del establecimiento no es un elemento que afecte en el impulso del citado proyecto".

Compartir el artículo

stats