Un policía local de Casabermeja fuera de servicio se lanzó este pasado sábado a una piscina en Málaga capital para rescatar a un niño de diez años que se estaba ahogando. Los hechos ocurrieron sobre las 14.00 horas, cuando el agente, aún en prácticas y perteneciente a la plantilla de Casabermeja, se encontraba en la zona de piscinas de un club social de Málaga capital.

En ese momento, se percató de que en la piscina grande había un niño que pedía auxilio momento antes que se fuera al fondo; por lo que el agente, todavía vestido, se lanzó al agua para rescatar al niño.

La piscina contaba en ese momento con una socorrista encargada de la vigilancia de la misma pero, según ha informado la Policía Local de Casabermeja, "no se percató dado que había mucho ruido proveniente de un evento que se estaba celebrando en la zona del bar y restaurante".

El menor, han añadido, no perdió la conciencia en ningún momento. Tras recuperarse del susto, el niño se encontraba en buen estado de salud.