Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Empresas

Esta es la última apuesta del grupo Trocadero

El proyecto quedó paralizado por la pandemia pero ahora, una vez superada la fase más aguda, el grupo de restauración quiere ponerlo en marcha

Trocadero Playa. Lucía Jiménez

El grupo Trocadero busca financiación para poner en marcha un nuevo proyecto de responsabilidad social corporativa a través del cual quiere contribuir a la sostenibilidad del planeta.

Con motivo del Día Mundial de los Océanos, el grupo de restauración ha presentado su última apuesta: construir y botar una embarcación para recoger plásticos y todo tipo de desechos en superficie en las aguas malagueñas.

El barco se presupuestó en Bilbao pero la pandemia obligó a paralizar el proyecto. Ahora, una vez superada la fase más aguda de la pandemia, el grupo de restauración, que tiene siete establecimientos en Marbella, Sotogrande, Estepona, Benalmádena, y próximamente en Madrid, Tarifa y Málaga, busca financiación para retomar este proyecto.

Trocadero no sólo vive del mar sino que sus restaurantes están enclavados en lugares emblemáticos de la costa. Por ello, quiere contribuir a la conservación de las playas mediante una embarcación que trabajará en las playas de Málaga de manera diaria para retirar la basura flotante y contribuir a hacerlas más atractivas.

En un principio, la embarcación tendría su base en el puerto de Málaga y operaría en la bahía de Málaga coincidiendo con la apertura del establecimiento que el grupo de restauración está acondicionando para abrir en 2023 en la antigua Casa de Botes.

La idea es que el barco, con una tripulación de dos personas, limpie las aguas durante toda la semana, recogiendo sobre todo plásticos y basura flotante. La firma recuerda que los científicos han hallado muestras de microplásticos en 114 especies acuáticas, de las que la mitad de ellas forman parte de la dieta de los humanos. Y en 2050, los océanos podrían contener más plásticos que peces, según la estimación de la Fundación Ellen MacArthur.

De ahí su compromiso en aportar su granito de arena para contribuir a la sostenibilidad de los océanos que están considerados los pulmones azules del planeta, ya que producen cerca del 50% del oxígeno y son capaces de absorber casi el 30% de dióxido de carbono.

Trocadero nació en Marbella en 1995 de la mano de Dionisio Hernández-Gil con un pequeño quiosco de madera en la Playa de Santa Petronila. Hoy en día, es uno de los grupos de restauración más importantes de la Costa del Sol donde da trabajo a más de 800 personas.

Compartir el artículo

stats