Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Tecnología

¿Podría albergar Málaga una fábrica de microchips?

El PTA e Innova IRV muestran prudencia pero valoran el paso que se da con este centro de diseño

Microchips fabricados en la UPC Archivo

La pregunta que surge es si este centro de diseño podría abrir la posibilidad de que, en un futuro, Málaga pueda albergar una fábrica de microchips. Tanto el presidente de la Fundación Ricardo Valle, Ezequiel Navarro, como el director general del PTA, Felipe Romera, muestran mucha prudencia a este respecto, y recuerdan que una factoría de este tipo requeriría de inversiones de decenas de miles de millones de euros por parte de alguno de los gigantes del sector.

«Es evidente que disponer de un centro de diseño de microchips te da un valor añadido de cara a tus posibilidades futuras de albergar una fábrica, pero ahora mismo hablar de eso sería pura especulación. Málaga está iniciando un camino, dando pasos. Para nosotros, el interés fundamental es que Andalucía cuenta con un gran centro de diseño de chips de código abierto y, gracias a esta iniciativa de la Fundación Ricardo Valle, lo va a tener en Málaga, que va a enriquecer así todavía más su ecosistema tecnológico. Lógicamente, la estrategia de Europa y de España debe de ser no sólo diseñar chips sino también fabricarlos, para tener el ciclo completo y no depender del exterior», apunta Romera.

Navarro, por su parte, afirma que para optar a tener algún día una fábrica antes hay que crear las condiciones de mercado adecuadas (demanda, disponibilidad de talento) que lo hagan factible. «La parte del diseño de chips que vamos a trabajar desde Málaga, y que generará un alto valor añadido, podría atraer el interés de algún fabricante por venir a Málaga, pero no hay que olvidar que es una estrategia europea por lo que esa factoría podría estar también en cualquier otro país comunitario. Lo importante es que Europa cuenta con suministro propio. A mí me encantaría que estuviese en Málaga, que es una opción buenísima, o en Barcelona, pero eso es algo que también depende de los incentivos que puedan dar los gobiernos», opina.

Compartir el artículo

stats