Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Fronteras

Comienza la Operación del Estrecho en Málaga tras dos años de parón

"El objetivo principal de esta operación es facilitar la respuesta a la demanda de viajes que hay", ha explicado Javier Salas, subdelegado del Gobierno

Una hilera de coches aguarda bajo una carpa para embarcar durante la Operación Paso del Estrecho. Jesús Domínguez.

Tras dos años de suspensión, la Operación Paso del Estrecho (OPE), el mayor movimiento migratorio del mundo entre dos continentes, vuelve a ponerse en marcha este miércoles para facilitar el tránsito de más de tres millones de magrebíes que atraviesan en coche España para llegar a sus países de origen. La operación dura desde el 15 de junio y concluye el 15 de septiembre. "El objetivo principal de esta operación es facilitar la respuesta a la demanda de viajes que hay", ha explicado Javier Salas, subdelegado del Gobierno.

En la última operación, en 2019, se registró un tránsito por la provincia de Málaga de algo más de 66 mil viajeros y 14 mil vehículos. "Este año se estima que haya un incremento que pueda llegar al 50%. Es decir, podemos encontrarnos con casi 100 mil personas y 21 mil vehículos", ha expuesto el subdelegado.

En la operación habrá dos fases: la operación salida, del 15 de junio al 15 de agosto, y la operación retorno, que comenzaría el 15 de julio hasta el 15 de septiembre. "Se espera intensidad alta los días: 8 y 9 de julio, del 29 al 1 de agosto; se espera intensidad media los días: 25 y 26 de junio, 1 y 3 de julio, del 10 al 28 de julio y del 2 al 14 de agosto". Se ha determinado el tipo de intensidad teniendo en cuenta fiestas concretas como son: la Fiesta del Cordero o la Fiesta Nacional de Francia.

"El operativo ha sido diseñado de forma similar años anteriores debido al buen éxito de años anteriores, aprovechando la experiencia de las operaciones de otros años. Uno de los principales enclaves de la operación es el Puerto de Málaga", ha explicado Javier Salas. Para mejorar el tiempo de espera se dispone de un refuerzo del control de pasajeros. Hay más de mil personas que se dedicarán exclusivamente a esta operación.

Se ha habilitado una amplia infraestructura para dar cabida a las personas que lleguen al Puerto en la zona de San Andrés, con una superficie de 12.803 metros cuadrados. Se añaden otras dos zonas: una de contingencias y otra de pre embarque. Se han añadido además dos carpas para duplicar la capacidad del estacionamiento de vehículos. "Estas zonas tienen las condiciones necesarias para albergar a las personas", ha afirmado Salas. Ha añadido que "las zonas cuentan con puntos de luz y agua potable, sombra necesaria, módulos de servicio higiénico-sanitario, una zona ludoteca, servicio de información y megafonía". Asimismo "se garantiza la recogida de residuos" y hay una tienda para comprar los productos básicos.

En cuanto al transporte marítimo habrá dos rotaciones diarias con Melilla, excepto los viernes que solo habrá una, con buques de dos compañías: Balearia y Acciona Trasmediterránea. En total se prevén 113 rotaciones entre el 15 de junio y el 15 de agosto. "Las compañías marítimas ofrecerán la posibilidad de obtener las tarjetas de embarque en las áreas de descanso para mayor fluidez de los pasajeros", ha explicado Salas, por lo que es recomendable que los billetes se compren antes de llegar al puerto.

Las zonas de estacionamiento y descanso se encuentran en: Villanueva del Trabuco, Villanueva del Rosario, Antequera, Casabermeja, Torremolinos, Marbella, Estepona y Manilva. Todas estas zonas cuentan con una capacidad para casi mil novecientos vehículos. Se tratan de las carreteras: A-92, A-92M, A-45, AP-7 y A-7 en ambas direcciones.

"Es una operación bastante importante, que esperamos que sea todo un éxito", ha concluido el subdelegado.

Compartir el artículo

stats