Los efectivos del dispositivo de extinción de incendios forestales de Andalucía, Plan Infoca, continúan trabajando para controlar el incendio forestal declarado hace una semana en Pujerra.

El incendio, según han precisado a Europa Press desde el Infoca, va a quedar prácticamente perimetrado al 100% a lo largo de la mañana y, posteriormente, se realizarán labores de reconocimiento para cerciorarse de que no hay puntos calientes. Se trata, han añadido, del paso previo para dar por controlado el fuego.

En concreto, en la jornada de este miércoles están actuando en la zona de incendio, que sigue estabilizado, cuatro vehículos autobomba y 50 efectivos por tierra.

Cabe recordar que la Guardia Civil tomó declaración este pasado martes a tres personas en relación con el incendio declarado en la finca La Resinera. Así, estas tres personas fueron detenidas para tomarles declaración como investigados y posteriormente han sido puestas en libertad y esta mañana ha pasado una cuarta investigada en este asunto, según han informado a EFE fuentes cercanas a la investigación.

Los cuatro arrestados ha sido detenidos para poder tomarles declaración ante la Guardia Civil. Estas declaraciones se conocen como "detención técnica" y tras la comparecencia ante los agentes todos han sido puestos en libertad con la advertencia de que deben estar a disposición judicial cuando los llamen.

Las primeras hipótesis apuntan a que el incendio tiene origen imprudente y se ocasionó como consecuencia de trabajos con maquinaria pesada ejecutados en la finca "en circunstancias inapropiadas para las condiciones existentes".

El incendio se declaró en la tarde del miércoles 8 de junio en el paraje La Resinera. El Teléfono 112 recibió la primera de más de una treintena de llamadas sobre las 15.04 horas. A las 17.05 horas se activó el nivel 1 del Plan de Emergencia por Incendios Forestales en su fase provincial, si bien, posteriormente, la evolución desfavorable del fuego y las complicadas condiciones meteorológicas hicieron que se activara el nivel 2 del plan y solicitara el apoyo de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Así, se desplegaron hasta casi mil efectivos que han trabajado intensamente en las labores. El fuego se dio por estabilizado el viernes, pasando a nivel 0. Durante los trabajos, tres bomberos forestales del Plan Infoca resultaron heridos con quemaduras de diversas consideración.

Las llamas provocaron el desalojo de casi 2.000 personas de cinco núcleos poblacionales distintos, entre ellos el casco urbano de Benahavís y las urbanizaciones Montemayor, Marbella Club, Benahavís Hills y seis familias del núcleo de diseminados de Velerín Alto. En la noche del jueves comenzaron a regresar los primeros desalojados.