La Unidad de Hematología y Hemoterapia del Hospital Regional Universitario de Málaga ha superado el centenar de trasplantes de médula ósea dentro del programa de Hospitalización Domiciliaria (Hedo). Desde su puesta en marcha en marzo de 2019 se han beneficiado 106 personas que han recibido trasplantes autólogos, de células del propio paciente, con diagnósticos de Mieloma Múltiple y Linfoma.

El programa de Hematología Domiciliaria (HEDO), nació con el objetivo de favorecer la recuperación y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Este programa se fundamenta en afrontar en el domicilio del paciente el periodo de bajada de defensas que se produce tras el acondicionamiento o quimioterapia en un trasplante de progenitores hematopoyéticos. Hasta entonces, todo el proceso se realizaba con el paciente ingresado en el hospital, con una estancia media en aislamiento de dos semanas, han señalado desde la Junta en un comunicado.

Además, el pasado mes de diciembre, se realizó el primer trasplante alogénico, con células de un donante, en domicilio. Hasta entonces, dentro del programa se habían incluido estos pacientes al final del tratamiento o por complicaciones, no desde el inicio de la infusión de las células. Esto supone un gran paso para el programa: además de evitar la hospitalización, lo que conlleva más calidad de vida para el paciente, uno de los beneficios del trasplante en domicilio es que el usuario puede salir a la calle cumpliendo con las normas establecidas.

De igual modo, se han realizado 163 ingresos en domicilio por patología hematológica no relacionada con trasplante, como infecciones en pacientes con neutropenia, fases de recuperación después de tratamientos citostáticos, y sobre todo las fases finales de recuperación de pacientes ingresados por trasplante alogénico de médula ósea. En todos estos casos, el programa permite que una vez está el paciente en situación estable, pueda continuar el tratamiento en casa, con la atención diaria en domicilio de las enfermeras del servicio de Hematología y se realizan los controles analíticos necesarios, incluso transfusión de algún hemoderivado, como concentrado de plaquetas.

El jefe de servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Regional Universitario de Málaga, Manuel Isidro Muñoz, ha explicado que la patología de base de los pacientes trasplantados en este programa de Hospitalización domiciliaria ha sido Linfoma y Mieloma Múltiple hasta la fecha. "En el caso de los Mielomas no han llegado a ingresar en ningún momento en camas de planta ya que el tratamiento de acondicionamiento es de sólo un día y lo reciben en nuestro hospital de día de trasplante, al igual que la infusión de los progenitores hematopoyéticos -"la médula ósea"-, que reciben al día siguiente también en la Unidad de Aféresis. Luego, pasan todo el periodo de ingreso en domicilio, y por tanto no llegan a estar en ningún momento en cama de planta de aislamiento", ha agregado.

Sobre el programa

La puesta en marcha de HEDO supuso un cambio en la práctica habitual del servicio, pues hasta entonces, todo el proceso se realizaba en el hospital: desde el acondicionamiento, hasta la infusión de células o trasplante y el periodo de descenso defensas y recuperación de las mismas. Precisamente estas dos últimas partes del proceso son las que en el programa domiciliario se hacen fuera del hospital, aunque esto requiere unas condiciones específicas para poder realizarse: la vivienda ha de localizarse a menos de media hora de distancia del Hospital Regional de Málaga y cumplir unos mínimos requisitos de limpieza y seguridad.

El cuidador debe estar disponible las 24 horas para el apoyo y el control del paciente. Las medidas de desinfección deben ser las propias para pacientes inmunodeprimidos. Es muy importante el lavado de manos, no permanecer en zonas de limpieza o levantamiento de polvo y que, de haber mascotas, estas estén vacunadas y limpias. Los pacientes que residen a más distancia pueden beneficiarse de un piso cedido por la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), con la coordinación de la Unidad de Trabajo Social.

Los cuidados en el domicilio se realizan por parte de enfermería, que visita al paciente a diario y que realiza una valoración integral al paciente. Así, establece un plan de cuidados individualizado, realiza la toma de constantes y registros, la administración del tratamiento prescrito, la extracción de analíticas de sangre, además de los hemocultivos y las recogidas de muestras. También programa, mediante bombas perfusión, la toma de antibióticos si es necesario además de la infusión de medicamentos prescritos y a sus intervalos.

Al margen de las visitas previamente establecidas, el paciente puede contactar con la enfermera desde las 08.00 a las 22.00 horas todos los días de la semana mientras esta profesional está en contacto constante con el facultativo de trasplante, que determina la pauta de tratamiento a seguir frente a las distintas situaciones. A partir de entonces, cualquier incidencia es atendida por el hematólogo de guardia.

Cómo se selecciona a los pacientes

Los pacientes se seleccionan en la consulta de Hematología Domiciliaria. La decisión de la inclusión en el programa se elabora de forma conjunta entre facultativos y enfermería. Asimismo, se realiza una entrevista en la que la enfermera obtiene información sobre el cuidador principal, la capacidad de autocuidados del propio paciente, así como la cercanía de la vivienda respecto al hospital. Si el paciente es apto, se valora la vivienda desde el punto de vista de la adecuación de higiene y se ofrecen consejos antes del traslado del paciente al domicilio.

Este programa cuenta con una participación de distintos profesionales, lo que lo convierte en transversal y multidisciplinar. Así, en el mismo hay facultativos de trasplante de médula ósea, enfermería de trasplante a domicilio y de hospitalización, trabajadoras sociales, enfermería de enlace, y un referente de la Unidad de Farmacia, además de los hematólogos de guardia, el personal de Urgencias y de Hospital de Día.

Además, hace unos meses la Unidad de Hematología y Hemoterapia del Hospital Regional Universitario de Málaga puso en marcha un portal del servicio, al que se accede a través de la página web del hospital, dirigido a cuidadores y pacientes. En él se pueden resolver dudas e inquietudes para las personas que estén inmersas en un proceso hematológico y acceder a preguntas relacionadas con la higiene, los hábitos alimenticios, el ocio y ejercicio, consejos, recomendaciones psicológicas o a las respuestas de las preguntas más frecuentes. Así, se puede obtener información sobre los tipos de trasplantes existentes o un contacto directo con la unidad.